miércoles, 5 de julio de 2017

Golfito y mariscos



Hoy fue cumpleaños de Gaby y decidió que la cena fuera en Flying Fish, un restaurante al sur de Savannah. La historia de como supimos de este lugar es muy graciosa.

Estábamos en Outback Gaby, Efrén y yo. Efrén pidió patas de cangrejo, y estaba degustándolas cuando una señora se le acerca y le pregunta "hey, you speak English?". Efrén contesta que si, y luego la señora le pregunta si sabe cómo comer patas de cangrejo. ¡Al parecer lo estaba haciendo tan mal,que tuvo que acercarse para corregirlo! Luego preguntó que de dónde éramos, y que debíamos ser más atrevido y ensuciarse las manos de "stop butchering the crab".

Total que la señora al final nos recomendó este lugar, y la verdad, cumplió bastante bien, especialmente en las patas de cangrejo que tenían muy buen sabor. Lo mejor de todo fue que a un lado había un mini-golf, algo que tengo mucho tiempo queriendo jugar.

Así que si Gaby no se lo pasó bien en su cumpleaños, al menos yo si.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)