sábado, 13 de mayo de 2017

Monólogos del cumpleaños casi perfecto


Hoy fue cumpleaños de la mamá de Marisol, y casi, casi logramos un día perfecto.

En la mañana acompañé a Marisol por un jugo a la nueva sucursal de Pacha Mamma en Colón. Todo perfecto hasta aquí. Después fuimos a recoger unos boletos de teatro ya que la prima de Marisol tiene una fundación contra el abuso infantil y la violencia intrafamiliar y usarían la obra para promoverse. La obra sería "Los monólogos de la vagina".

Después de los boletos fuimos por la mamá y la hermana de Marisol. Las recogimos, fuimos a La Corriente Cevichería Nais (neta ese es el nombre) y comimos bastante rico, aunque creo que me sigue gustando más Cabanna. Regresamos a casa de la mamá, tomamos café, comimos pastel, y estuvimos platicando ahí a gusto en la sala como 3 horas. Recordaremos esto como el momento más feliz en que todo seguía saliendo perfecto.

Llegó el momento de ir al teatro. Íbamos con tiempo perfecto, pero nos equivocamos de teatro por no leer bien los boletos. La mamá de Marisol no se enojó mucho, pero ella llegó primero al teatro de la UABC y le tocó saludar a un chorro de familia, que era precisamente lo que no tenía ganas de hacer en su cumpleaños. Total, nos metimos a la obra, y no aguantamos más de la hora. El contenido estaba bien, pero todo era tan sobreactuado y exagerado, y también era literalmente gráfico, con imágenes sobre mutilación genital y cosas de ese tipo.

La mamá de Marisol y su hermana se fueron primero, ya que ellas ya habían visto la obra. Nosotros nos fuimos poquito después porque habíamos quedado con otros amigos. En el camino les llamamos para disculparnos, y decirles que las queremos mucho, y lo bueno fue que se lo tomaron con buen humor... Creo...

Nada mal para nuestro primer intento de celebración de cumpleaños. El restaurante y la convivencia estuvieron muy bien, puliremos detalles para el entretenimiento después.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)