sábado, 22 de abril de 2017

Un sábado de vida tijuanense

Aunque nací en tijuana, la verdad es que desconozco mucho como es vivir en Tijuana. A los 10 años nos fuimos a vivir a Mexicali, así que todas mis memorias de Tijuas eran casa - escuela - casa y casa - Mexicali - casa. Pero hoy tuvimos una probada de cómo podría vivir un sábado si aquí viviera.


Marisol y yo desayunamos en el jardín, que a mi papá le ha quedado súper perro. Nos arreglamos y alcanzamos a mi papá y Paty en el parque de la amistad, ya que había tianguis orgánico y ellos pusieron un stand de Bonnité. Nosotros aprovechamos para caminar y comer súper rico, empezamos con tamales oaxaqueños y luego un arroz con noodles estilo tailandés, que aunque estaba hecho con ingredientes fáciles de encontrar en México, la manera en que estaban mezcladas sabía muy diferente a lo que estamos acostumbrados.


Arroz jazmín cocido en leche de coco, cebollas curtidas, cacahuates y coco rallado era lo más "exótico" del "plato".

En la tarde nos regresamos para descansar a la casa para descansar un rato y ver Cómo Entrenar A Tu Dragón 2, que nunca había visto y yo disfruté un chorro. Al terminar nos arreglamos rápidamente para salir a tomar una cerveza con una amiga de Marisol y su novio.

El lugar elegido fue Mamut en la calle tercera, estaba súper cómodo, la cerveza es muy buena y la comida barata y cumplidora. Tuve oportunidad de tomar una foto de Marisol que estoy seriamente pensando imprimir para ponerla en mi cuarto u oficina o algún lugar donde la vea constantemente.


Caminos un poco por la sexta, la calle de vida nocturna más popular en Tijuana, y aunque nadie me lo crea, me recordó un poco a la calle principal en Praga. Quizás solo fue el acomodo de las cosas, el ruido y la gente. Marisol y yo terminamos la noche con un mezcal de cajeta antes de pedir nuestro transporte e irnos a descansar.


Fue lindo disfrutar de partes de Tijuana que no conocía, y todavía más poder construir memorias así con Marisol. No me sentí en peligro ni nos tocó comida mala ni nada parecido, al contrario, fue una cara de Tijuana que no esperaba y me dio mucho gusto descubrirla.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)