domingo, 22 de enero de 2017

Fui a misa durante 6 días seguidos

Así es, esta semana fui a misa 6 días seguidos en acción de gracias por algo muy bueno. Algunos apuntes:

1) ¡Está chilo! La verdad, la pausa de 40 minutos (lo que duraron en promedio las misas) le caía muy bien a mi día a día. Un poco de desconectarse, bajarle a las revoluciones, y meditar.

2) Wow, cuántas maneras existen de improvisar el coro en una misa cuando este falta.

3) La mayoría de los días fui en la noche, a las 8. Solo una vez fui a las 7:30am y no estuvo mal. Si el crossfit ayudaba a empezar el día más acelerado, que no agresivo, una misa en la mañana antes de empezar labores te ayuda a ir con mucha paz y tranquilidad.

4) Está cool escuchar muchas lecturas que no frecuentan tanto el domingo.

5) Es interesante ir hilando día a día los diferentes mensajes de la Palabra. La constancia hace que cada pedacito vaya encaje mejor con el del siguiente día, y se nota que el entendimiento es mejor, al menos yo lo noté en mis oraciones.

Quién sabe eh, me entró curiosidad de ir todo un año a diario a ver qué tal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)