martes, 13 de diciembre de 2016

Mario Kart no puede con nuestro amor


Marisol y yo nos pusimos a jugar Mario Kart 8. Ella siempre ha sido fan y me decía que no se hacía responsable de lo que pasara en la pista, pero me defendí bien y aproveché su falta de práctica para ganarle en las 3 copas que jugamos.

Lo más chistoso fue cuando se desesperó y empezó con una resistencia pacífica de aventarse toda la carrera en reversa. No podíamos avanzar a la siguiente fase porque la señorita estaba ahí nada más menseando en reversa. Eventualmente se desesperó y ya por fin se resignó a su último lugar.

Competimos en Mario Kart y nuestra relación salió intacta. Lo nuestro va para lejos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)