sábado, 5 de noviembre de 2016

Uno de los días más felices de mi vida


Hoy es un día que voy a recordar muy bien toda mi vida.

En la mañana, después de una ida de emergencia a Calexico, un poco de drama con mi mamá y tías retrasándome, me vi con Marisol para ir a desayunar con una de sus amigas. Llegué tarde y me sentía un poco mal por eso, sobre todo porque yo si había desayunado y ellas no.

Fuimos a un lugar de crepas cerca del CETYS que ya se diversificó tanto que hasta sirve desayunos y hasta unos híbridos llamados "crepayunos". Yo solo pedí una crepa dulce para picotear porque ni traía tanta hambre. La amiga de Marisol trajo a su bebé de 7 meses, Sofía, y es súper bonita y súper activa y me encantó. Moría de ganas por cargarla y jugar con ella pero me parecía un poco raro decirle "omg pásame al bebé".

Lo bueno fue que salió oportunidad de entretener a la bebé para dejar a la mamá desayunar tranquila, y pude jugar con ella un rato:



Después del desayuno, Marisol me dijo que le caí muy bien a su amiga y que le había gustado mucho que fuera tan bueno tratando bebés.

Saliendo, Marisol y yo fuimos al panteón a dejarle flores a sus abuelos y a un amigo de ella. En el transcurso platicamos mucho (como siempre, es nuestro principal súper poder), y aunque el sol estaba algo fuerte, disfrutamos mucho ese rato juntos. La foto que encabeza este post salió de ahí.

Saliendo del panteón le pregunté a Marisol si quería ir a la comida china con mi familia. Mi mamá y Juanjo no irían, pero si mi tío Fali y mi familia, que pueden ser... Especiales... Y mi abuela también estaba apuntada. Total que dijo que si, y todo fue un gran éxito. Marisol se llevó muy bien con mis hermanas, con las que estuvo platicando todo el tiempo, y también navegó impecablemente las preguntas de mis tíos y abuela.

Durante la comida, mi mamá me mandó unos mensajes diciéndome que Marisol es súper bonita y que espera que me vaya bien con ella y que si no se la chingaba. Literal, puso que se la chingaba o mínimo le ponchaba las llantas del carro, because moms. Pero la declaración bomba la dio mi abuela cuando se despidió de mi diciendo "Muchas gracias Fer, que tengas muy buen viaje, te cuidas mucho y aquí te esperamos. Ah, y muy buena elección". WOW.

Pasar tanto rato junto a Marisol solo hizo más difícil la despedida. Igual estábamos muy contentos, los eventos del día nos habían acercado más y sentir más confianza en nosotros. Además, nos quedaba el consuelo de que era una despedida de solo 3 días.

El viaje de vuelta estuvo tranquilo. Dormí mucho, y cuando llegué a la casa seguí durmiendo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)