domingo, 27 de noviembre de 2016

Doble home office


Marisol y yo contamos con trabajos que nos permiten trabajar desde casa de vez en cuando. El domingo usamos esa ventaja para ir a trabajar al comedor, esperar a que saliera el café, y luego llevar un buen ritmo de trabajo -> beso -> plática, repítase según lo necesario.

Esta mañana se sintió súper bonita, como si ya tuviéramos una cotidianidad súper practicada, y este tipo de situaciones son las que alimentan los sueños de diseñar y manejar un hogar juntos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)