viernes, 11 de noviembre de 2016

¿De verdad ya se acabó?


Hoy fue el último día de las mini-vacaciones con Marisol en Guadalajara, ya que su vuelo sale mañana a las 6am.

Otra vez salimos más tarde de lo planeado, pero ya habíamos tomado café para cuando dejamos la casa. Caminamos otra vez al Hinoki por Chapultepec y de ahí nos fuimos a comer en las bancas afuera del Templo Expiatorio otra vez. Somos muy fans de los onigiris de Hinoki.

De ahí tomamos el tren ligero para bajarnos en Mezquitán y conocer la casa de la abuela de Marisol. Solo la pudimos conocer por fuera, no parecía haber nadie. Es la clásica casa de las orillas del centro de Guadalajara, y si por fuera se veía interesante, no me puedo imagianr cómo estará por dentro.

De ahí nos fuimos caminando hasta el centro joyero, a un lado de San Juan de Dios. Tranquilos, solo fuimos a que Marisol comprara broqueles, aunque no negaré que recolecté un par de tips relacionados a anillos para cuando llegue el momento.

Después comimos en La Gorda, un lugar al que no sé por qué nunca había ido. Está justo en frente de La Chata a un lado de la catedral, y me supo mucho más rico. Marisol traía antojo de pozole y yo pedí unas enchiladas de pepián y mole. Se supone que el pipián es mexicano y el pepián peruano, pero pues el menú decía "pepián".



Íbamos camino a la casa cuando nos dimos cuenta de que estábamos a un par de cuadras del templo de Aranzazú, el templo donde se casó la abuela de Marisol. Not kidding yo, recorrimos el pasillo por el que alguna vez entregaron a la abuela de Marisol en matrimonio. Fue un momento muy especial.

Regresamos a la casa a descansar un rato. Compramos algo para beber y vimos el partido de USA vs México con los roommates. Como Marisol es bien chila, se llevó súper bien con ellos.

Decidimos salir por algo de cenar antes de ya cerrar las vacaciones. Fuimos por unos kebabs en Lopez Cotilla para caminar un ratito. El clima estaba frío y los kebabs más buenos de lo que recordaba.


Volvimos mucho más cansados de lo que pensábamos, a tal grado de que nos quedamos dormidos platicando y sin ponernos pijamas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)