jueves, 10 de noviembre de 2016

A date at the zoo


El plan era irnos al zoológico en cuanto abrieran, pero batallamos para levantarnos y entre que pasábamos por un desayuno y tal, llegamos como a la 1:00pm.

Estuvimos paseando, platicando y tomando fotos. A pesar de que el día estaba nublado, los animales estaban bastante coquetos. Mención honorífica para los pingüinos que ni sabía que existían y que entramos por accidente porque compré el boleto equivocado. Ah, y también a los peces doctor garra rufa, que se dieron un manjar con la piel muerta de mi brazo izquierdo.


Después entramos al acuario a ver futuros kaijus y algunos niños pegándole a los cristales con sus papás tomando fotos con flash.


Y nos seguimos tomando fotos cool.



Salimos como a las 5:30pm y fuimos a Pig's Pearls para comer. Tenía mucho sin ir, y me sorprendió poder entrar sin hacer fila, hasta que recordé que era jueves y no sábado, cual Homero Simpson.


Nos regresamos caminando hasta la casa y en el camino íbamos discutiendo sobre el futuro. La discusión se fue desarrollando hasta que hice un comentario no muy bueno y terminamos platicando hasta tarde afuera de la casa. Gracias a Dios llevamos las cosas a buen puerto, y quizás hasta sirvió como ejercicio de cómo llevar a cabo esos momentos donde tengamos diferencias.

 Este día me di cuenta de cuánto miedo me da la vida sin Marisol, pero no quiero que esa sea mi motivación para estar con ella. Quiero que nuestro motor sea la fe y esperanza que le tenemos a la tierra súper fértil que Dios nos ha dado para cultivar nuestra relación, no que nos mueva el miedo al fracaso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)