miércoles, 21 de septiembre de 2016

Pues yo también me puedo ir eh


Un ex-compañero de trabajo recientemente se cambió a otro grupo dentro de HPE. A la semana de estar en ese grupo, recibió una oferta de otra empresa y decidió irse.

Obviamente se prestó para discusiones interesantes, pero lo curioso fue que no lo anunció directamente. Primero, otro compañero puso en nuestro grupo de WhatsApp que alguien se iba. Empezaron a pasar lista y se hicieron las carrillas y bromas y teorías tontas y tal, pero resultó que mi nombre nunca salió, ni para decir que me iba o no me iba.

Cuando le comenté eso a Totti dijo "ah pues es que tu si te ves feliz y que estás bien". Eso me sacó mucho de onda porque todos los días siento que soy Quejas-Man, y que soy muy vocal para señalar las cosas que no me gustan y criticarlas. Y aunque me vea contento, no quiero que la gente piense que estoy conforme o algo parecido, creí que también era Inconforme-Man.

Comienzo a reafirmar mi teoría de que hay muy poca gente con los mismos objetivos profesionales que yo en mi ambiente de trabajo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)