lunes, 19 de septiembre de 2016

Pasados el punto de comernos las uñas

Llega el de arrancarnos las barbas:



Desde que traigo la barba más o menos larga, he traído un tick nervioso de estarme arrancando vellos de la cara. Es extrañamente placentero y adictivo. Lo malo es que ahora traigo la paranoia de que me estoy quedando sin vellos en las partes de al lado del mentón.

Aguanta barba, unas semanas más en lo que nos vamos de bodorrio.

2 comentarios:

  1. Estas como el tipo de "The Internship" que se arranca los vellos de la ceja!

    ResponderEliminar

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)