jueves, 8 de septiembre de 2016

Cosas más extrañas


Disfruté muchísimo Stranger Things, si bien es corta y demasiado inocente para los más exigentes, no deja de ser un producto que logra absorberte en su ciencia ficción y te hace pensar bajo las reglas de su juego inventado. Tanto así que decidí desvelarme hasta las dos de la mañana para terminar los últimos capítulos.

Muy fan de Steve, la verdad, el típico batillo galán pero que cambia muy perro durante la serie. El monstruo también me gustó, y dejaron suficiente material para una buena segunda temporada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)