lunes, 1 de agosto de 2016

Té de pez dorado


Hace más o menos un mes, Ernesto Martínez Landa, hermano de Concepción Haydé Martínez Landa,  fue a Japón y nos trajo cosillas como Kit Kat de matcha, almendras cubiertas de chocolate blanco y wasabi, y unos tés de pez dorado.

WHAT. Cuando me lo describieron pensé que sería algún producto de origen filipino o algo así, tienen fama de comer animales en estados medio raros. Ernesto dijo que el cuarto donde lo hicieron olía un buen a pescado y que sabía bien malo. Me puse a investigar y resultad que lo de pez dorado es meramente ornamental, creado por una empresa taiwanesa llamada Charm Villa hace un par de años.

Obviamente fui con mi experta en tés favorita, Rocio Maldonado Núñez, para brewear (hace rato que me rendí en la búsqueda de la traducción del verbo "brew") las dos bolsitas que me regalaron. Si estaban bonitos y con forma de pez y todo, y saben un té de rosas muy suave.


Parece que en Asia si son o eran una moda muy fuerte, pero la novedad se acaba bastante rápido, hasta es medio doloroso tener que tirar al pececillo a la basura.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)