sábado, 20 de agosto de 2016

5 cosas que descubrí recogiendo basura en las vías del tren


El grupo de jóvenes de la capilla de Loreto organizó un apostolado para ir ayudar a una organización civil que auxilia a migrantes. Nos tocó ir a recoger basura y tal a las vías del tren por donde muchos pasan o hasta se quedan por períodos cortos. No estoy 100% seguro de qué tanto ayuda a los migrantes recoger la basura (debí haber preguntado) pero esto fue lo que descubrí:

1) 3 pares de zapatos que ya no servían más, zuelas despegadas y completamente rotos. ¿Qué tanto hay que caminar para madrear unos zapatos a tal punto que caminar descalzo sea más cómodo?

2) Somos recolectores por naturaleza. Neta creo que existe poca gente en todo el mundo completamente nómada y que no guarde cosas. Encontramos almacenes improvisados bajo rocas con sacos de latas para reciclar, cuchillos, etc.

3) Esperaba encontrar más caca, pero no fue así. O según yo no encontré. Yay?

4) El pichón de la foto fue el primero que encontré. Era muy raro, le faltaban la carne del torso y las patas, como si hubiera sido comido. "Igual y fue un gato o un perro o algo así", nos dijimos. Pero cuando llegué al segundo, solo había huesos limpios, alas cuyas plumas ya eran cenizas, y tierra negra alrededor. Igual y se lo comió un animal, pero no creo que lo haya asado el gato solo...

5) Yo me fui de Mexicali y diario pienso y extraño a mis amigos, a mi familia, pero fue fácil irme porque puedo volver cada que quiero. ¿Qué tan desesperado tienes que estar, qué tan difícil de sobrellevar tiene que ser la vida, qué tan grande tiene que ser la fe en la supuesta recompensa al otro lado, para separarte de tu familia?


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)