domingo, 24 de julio de 2016

Me desretiro

Volví del retiro. Estuvo bien, corto e intenso. El ambiente en la casa del bosque me encantó, ese ruido ambiental de bosque con lluvia me ayuda a concentrarme muchísimo, hasta me dan ganas de trabajar desde ahí.

No todo fue 100% nuevo, pero igual me preocupé por vivirlo de la manera más auténtica posible, sin estar tratando de adivinar o adelantándome a los momentos. Por un lado, si fue un retiro de primera vez: la primera vez en que hago algo católico y comunitario fuera del ambiente tan privilegiado que toda la vida tuve en Mexicali. Sin tener a mi mamá detrás de mi, a mis hermanas a las que quedarles bien, ni a amigos que sabría que me estarían mandando palancas y todo eso, sigo en los mismos caminos.

El próximo sábado comenzaré a ir al grupo de jóvenes, y sinceramente, si tengo ganas de verlos. Es una realidad súper diferente en la que yo soy el más viejo, incluso más viejo que algunos de los organizadores, pero igual estoy abierto a intentarlo.

Llegué a la casa temprano, como a las 13:30. Hice café, chequé unas cosas del trabajo, y pedí una pizza para comer durante el día. Vi el Bojack, vi el futbol, y hasta jugué Twilight Princess porque, no sé, de alguna manera sentía que el juego me ayudaría a seguir en paz. Hasta el yeti sabía en qué asuntos ando.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)