domingo, 12 de junio de 2016

Mi primera ida a un funeral

Fun fact: nunca había ido a un funeral. Bueno, una vez, pero fue muy rápido, no estuve ahí pasando tiempo con los familiares.

Iba bastante confiado. Me quedaría a la misa, le daría el pésame a mi amigo y me iría a con Héctor y Rocío como estaba planeado. Pero poco a poco la situación fue saliéndose de lo esperado, no sabía qué decir o qué hacer, ¿debía hablar del tema o mejor no tocarlo? ¿qué tan bien o mal visto era ponernos a hablar de la parte mecánica y práctica de todo lo que rodea a la muerte y los funerales?

Lo bueno fue que llegaron otros dos amigos y nos quedamos más o menos una hora después de la misa. Y también, qué bueno que recordé cambiarme a una camisa negra, hubiera resaltado gacho de no haberlo hecho.

Esta semana estuve discutiendo con mi mamá sobre lo raro que era ir a un funeral cuando no conoces al muerto. Estoy de acuerdo en que hay que apoyar a los familiares tristes, pero es un momento muy personal en el que, al menos hoy, me sentía muy fuera de lugar. Todos estos familiares y amigos muy cercanos de la difunta realmente estaban sintiendo una pena grave, de alguna manera me parecía irrespetuoso insinuar que los entendía y los podía acompañar en su dolor. La mera verdad es que no, y por eso te limitas a decir "aquí estoy para lo que necesites", porque no tienes ni idea de qué necesiten pero aún así estarás dispuesto a ofrecerlo.

Yo no sabía ni el nombre de la mamá de mi amigo, pero el nos estuvo informando sobre lo que iba pasando y los detalles de dónde sería el funeral. Estaba claro que quería que lo acompañáramos

Fer Jr, te voy a dar unos tips para cuando tengas que ir a un funeral, y no andes googleando qué decir y qué callar:

-Ve y párate en el funeral. Yo se, no sabes nada sobre el difunto, no sabes qué decir, no conoces a nadie más, pero mira, nada más ve.

-De nada sirve que vayas si tu conocido no te ve. Cuando lo consideres oportuno (puede ser cuando lo veas solo, o si hay una fila pues fórmate) acércate, dale un abrazo fuerte y mínimo dile "lo siento mucho [nombre de tu conocido]". Si tu sientes que hay más cosas que puedes decirle, este es un buen momento.

-Quédate un rato más, si hay más conocidos platica con ellos, pero no te vayas sin darle otra a tu conocido y trata de hacerlo sentir tranquilo. A veces solo necesitarás escuchar, otras tendrás que poner tu temas ligeros para llevar la plática. Yo prefiero no ponerme a consolar o insinuar que entiendo por lo que pasa la persona, eso es muy particular y creo que apenas los familiares más cercanos podrían hacer tal cosa.

-Creo que el contacto físico es extrañamente permitido y hasta importante. Hablo de palmaditas y rodearlo con el brazo. Como que ser tocado elimina mucho esa sensación de desamparo y soledad, aunque claro, hay de casos a casos, hay gente que no se siente nada cómoda con el contacto físico.

-Despídete repitiendo que estás disponible para lo que sea que tu conocido necesite, dile que incluso si solo quiere salir o platicar, estás ahí para él.

Yo tuve la fortuna de que mi amigo lo estaba tomando bastante bien, estaba muy calmado. Su hermana definitivamente estaba más devastada, si mi amigo hubiera estado así creo que solo me hubiera limitado a abrazarlo y a quedarme callado. Igual y hasta hubiera llorado yo también.

2 comentarios:

  1. Tu Fun fact no tiene nada de Fun.

    Otra cosa que a mí me inquieta un chorro es que el "formato" del funeral provoca una soledad más sarra unos días después, porque en cosa de 3 días pasas de estar rodeado de cientos de personas que no sueles ver pero te estiman, a la realidad de "esas personas ni están aquí, y mi ser querido tampoco" :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había pensado en eso. Valdría la pena sentarse a revisar cuál es el objetivo de los funerales y mejorarlos.

      Eliminar

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)