viernes, 17 de junio de 2016

Carpe Noctem


Carpe diem es una de las frases más trilladas del latín, pero resulta que carpe noctem también existe y es el lado contrario, significa "aprovecha la noche".

Eso es lo que he estado intentando hacer últimamente, producto de dos paranoias no tan recientes: qué tanto podemos reducir nuestras necesidades biológicas a lo más esencial + debo aprovechar la vida lo mejor que pueda porque no me va a alcanzar para hacer todo lo que quiero. Obviamente suenan muy extremas e intensas, pero no es como que de repente un día comience a tomar puras malteadas nutrimentales y abandone el resto de la comida.

Nada de eso, son solamente pequeños experimentos que me gusta hacer, como cuando pasé todo el 2013 sin comer carne. Ahorita mi mayor brete es el de dormir, y le tengo una guerra más o menos declarada a dicha actividad. De por si me gusta ser un early bird, pero ahora estoy muy interesado en conocer cuál es la cantidad de horas mínimas de sueño que necesito para funcionar adecuadamente.

Es muy fácil dormir de más, quedarse en la cama bien cucos y desde ahí usar el internet para interactuar con el mundo exterior. Todo eso está muy bien, pero también dormir es un impedimento a la hora de que quiero seguir creando cosas para el trabajo, jugando mis videojuegos, salir a correr, y pues, casi todas las malditas actividades porque dormir te inutiliza por completo.

He descubierto que no necesito dormir más de 6 horas para sentirme bien, y que el límite inferior ronda las 3 horas, quizás 3 y media. Ya traía algo de experiencia por esos meses de principios del año en que el trabajo se me salía de las manos y tenía que desvelarme trabajando.

Por cierto, desvelarse es súper bonito, igual que madrugar. Cuestan muchísimo trabajo, si, tu mismo cuerpo te está diciendo "oye güey, ¿y si bajamos los párpados unas horas? ¿seguro? bueno ahorita lo volvemos a intentar", pero esa sensación de andar activo en lo que los demás descansan es inspiradora, siento como si estuviera robándole minutos a la vida en lo que los demás tirados en sus camas.

Es cierto que podríamos aplicar un "carpe lo que sea", como "carpe el rato que estás tonteando en Facebook" o "carpe el tiempo que pasas en esas juntas intrascendentes en las que no participas". Pero con cosas tan inevitables como el dormir, hay que tomar un enfoque casi bélico para que no se nos salga de las manos.

2 comentarios:

  1. Andaríamos bien carp-osos todos.
    Firmo lo de sentirse chingón por estar productivo cuando los demás duermen, sobre todo cuando escuchas a la gente quejarse de que no les alcanza la semana para cumplir todos sus compromisos; mi reacción inmediata (no sé qué tan mal esté) es "¿y acortaste tus horas de sueño?".
    Tú lo propones más como por gusto, yo sé, pero hay gente que ni por gusto ni por sus tareas quiere sacrificar sus horas innecesarias de sueño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O como cuando todo mundo dice las 8 horas mínimas de sueño y no sé qué y tú por dentro "WTF si a las 6 horas me despierto naturalmente, ¿cómo quieren que duerma 8?".

      Eliminar

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)