domingo, 15 de mayo de 2016

Venimos de la playa

Nos levantamos temprano, pero temprano Fer style, a las 8:00am ya estábamos camino a "Playa de los muertos". El plan era llegar temprano para estar ahí relajados  unas horas, a las 11 regresar al hotel, 12 desayunar y a las 13 agarrar camino para llegar a tiempo y ver el futbol.


La playa estaba todavía estaba completamente sola para nosotros. Gera y Alonso se aventaron carreras nadando, y yo busqué cangrejos y tiré más patitos. La neta, ya me había resignado a algo que creí podría superar durante el viaje: Tengo una inseguridad sobre mi cuerpo súper ridícula. Nunca me atreví a quitarme la camiseta y meterme al mar, mientras que los demás viajeros pasaban horas y horas en puro traje de baño, dentro y fuera del mar.

Todo este tema daría para un montón de entradas más. Creo que por eso salgo a correr tan de noche. También creo que por eso prefiero ir por la vida pensando que no le gusto a las mujeres y así simplificar muchas decisiones. Es fuerte y difícil, para mi.

Total, desayunamos ahí cerca del hotel lo primero que encontramos abierto, y no estuvo nada mal. Otra vez chilaquiles con huevo, pero esos siempre son bienvenidos. Estábamos sudando un buen, pero yo ya hasta lo estaba disfrutando. Ojalá pudiera decir lo mismo de mis compañeros, que tenían que sentarse junto a los ventiladores para no morir derretidos.

El camino de vuelta estuvo tranquilo. Brenda ya me tenía un poco harto, con eso de que decidió usar una de mis toallas sin preguntarme para cubrir el asiento porque "estaba demasiado caliente", y luego, se esperó a que termináramos de echar gasolina para decir "ah, voy a ver si tienen baño aquí". Argumenté que ya me tenían hartos ella y Juan (son novios) porque vienen de Ciudad Guzmán que es un maldito pueblo y viven a otro maldito ritmo. Fue la primera vez en meses que sentí "oh wow, otra vez ya me acostumbré a ir a mi propio ritmo sin tener que estar esperando o considerando a una morra más lenta".

Llegamos justo a tiempo para ver el partido de Chivas VS América y alcancé la última misa del templo al que voy. Disfruté muchísimo el viaje, no fue un viaje andar todo el día en movimiento conociendo lugares o tomando fotos o cosas así, fue de pura relajación y flojera. También me di cuenta de que en realidad me gusta mucho el mar, te ayuda mucho a pensar a ratos largos.

Finalmente, creo que con esto se reforzaron muchos los lazos de amistad entre los roommies. Hay una muy buena combinación de personalidades y actitudes ahorita, realmente estoy feliz de que no me falten amigos en Guadalajara.

4 comentarios:

  1. Suena a un buen viaje, sí :)

    Y más de mis ideas, comentadas por Wookie Williams aquí:
    https://medium.com/@wookie_williams/si-estoy-gordo-nadie-me-va-a-querer-7eccc6a25d99#.lj98mtuam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buen artículo, y que envidia del autor que ya está "del otro lado". Me intriga saber cómo llegaste a ese post, no te imagino con body issues :P

      Eliminar
    2. Jajaja no, no iba por ahí. Wookie Williams es uno de los 3 conductores del podcast del Hyp3 (de cine), creo que alguna vez te los recomendé :P

      Eliminar
    3. Ah y si lo llegué a escuchar, pero mi consumo de podcasts ha bajado un montón. Debería revisitar el Hyp3.

      Eliminar

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)