sábado, 14 de mayo de 2016

Estamos en la playa

Desperté varias veces. La primera fue despuecillo de la media noche, cuando #TeamGera por fin llegó. Luego, a alguna hora de la madrugada que no recuerdo, que entraron tocando la guitarra y cantando "Pequeña traviesa", supongo y espero que a Brenda. La última fue a las 7:00am, vi mi celular y Alonso había puesto en el grupo de WhatsApp "nos vemos a las 11:00 para desayunar".

WHAT. 11:00am, no habíamos comido nada el día anterior, y tenía 4 horas de ventaja. Deseé haber llevado el 3DS, pero recordé que la razón original por la que no llevé fue que estaría en una playa y más valía aprovecharla. Así que me salí un rato a la terraza que teníamos en el segundo piso a ver la playa.

Se veía muy diferente a la noche anterior, ahora había un montón de casas de acampar instaladas. Estuve ahí un rato, me acosté para descansar y hacer tiempo, y a las 11:00am por fin salimos.

El "centro" de Sayulita nos quedaba a unos 10 minutos caminando, pero nunca nos dimos cuenta hasta el último día. Era chistoso porque tenía la platica y la iglesia, pero también un montón de bares y restaurantes. Desayunamos súper bien, yo pedí el platillo más grande del menú y fui el único que se lo pudo acabar. Tenía chilaquiles, huevos, frijoles, arrachera, papás, tortillas... Y encima pedí un latte grande.

Lo de desayunar con café me diferenciaba mucho de todos los otros viajeros. Ellos estaban muriéndose de calor, no sé cuántas veces escuché quejas sobre el calor y cómo la gente podía vivir así y tal. La verdad, estábamos a 31 grados y lo que te hacía sufrir era la humedad. Yo andaba bastante tranquilo, gorrita del Barcelona, traje de baño, sandalias y camiseta holgada. Flojera total.

Regresamos a la playa para seguir con eso de la flojera. Los locales nos recomendaron una playa llamada "playa de los muertos", que estaba muy tranquila y relax, con poca gente. Diego, Gera y yo nos ofrecimos de exploradores para ir a buscarla, y resultó que estaba a unos cuantos minutos caminando por toda la costa. ¿Por qué se llamaba playa de los muertos? Pues porque había que cruzar por un panteón para llegar a ella.

Si estaba bastante nice, la arena más cómoda y el agua más tranquila, pero con el calor no creíamos que los demás fueran a querer mover todas las cosas hasta allá. Mejor, Gera, Diego y yo nos quedamos ahí un rato para recargar energías antes de volver. Estuvimos platicando de todo, de los roommates, la playa, la vida...

Nos regresamos e hicimos escala en un Oxxo que está justo sobre la playa, estoy seguro de que es el Oxxo más rico del mundo. Encontramos a los otros roommies echados bajo unas sombrillas que habían rentado, así que nos unimos a ellos y no hicimos más que escuchar música y estar ahí tirados.

No recuerdo muy bien qué hora era, pero decidimos salir por algo de cenar. Volvimos a la misma zona del "centro" y un tipo luego luego se nos acercó a promocionarnos su lugar de hamburguesas. Terminamos comiendo ahí y, ¡estaban bastante buenas!


Según esto íbamos a pasar por más bebidas para estar tranquilos en la playa, pero #TeamGera se quedó dormido, y de #TeamAlonso solo Diego, Alonso y yo aguantamos un rato más. Estábamos un poco molestos porque todos habían dicho que le querían seguir, pero la verdad ya no había mucho que hacer, la playa estaba muy sola y oscura y todos estábamos cansados. Como a la 1:00am nos fuimos a dormir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)