miércoles, 2 de marzo de 2016

Oiga, siéntese


Yo uso el transporte de la empresa para ir y venir al trabajo. Me hace sentir muy bien, pienso que cuido el medio ambiente, ahorro el costo de un carro personal, reparto mejor el uso de las vialidades para reducir el tráfico, etc.

Hay un aspecto del transporte colectivo que siempre me pone nervioso: la gente que decide no sentarse a un lado de mi. Cuando hay varias opciones de asiento y no hay diferecias obvias entre ellas, pero alguien decide no sentarse junto a mi, me pregunto por qué rayos elegiría sentarse en otro lado. No que sentarse junto a mi tenga alguna ventaja o beneficio aparente, pero no puedo evitar preguntármelo.

Meh, supongo que es mejor así. Si la gente se sentara frecuentemente a un lado mio, estaría escribiendo sobre necesitar mas espacio en el transporte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)