martes, 22 de marzo de 2016

El peor futbol

Hoy se suponía que el Memo y yo jugaríamos futbol con los de la prepa. ¡Qué emoción! Futbol y volver a ver a gente que tengo 8 años sin mirar.

Desde que el clima estuvo con vientos fríos y arenosos, debí saber que no habría tanto futbol. Luego cambiaron la sede de las retas al parque de mi ex-barrio, cerca de la secu. Y al final, fuimos nada más 4 de la prepa.

Jugamos un ratillo, y luego comencé a apreciar la regla tapatía para las retas, de que sin en X tiempo ninguno de los dos equipos mete los goles necesarios para ganar, se salen los dos por malos. Las retas duraban un montón, y la gente jugaba más al aracle que al gol. Jugué solo un ratillo y luego mejor nos fuimos. El Memo y yo terminaríamos en su depa tomando, luego un break para tacos, y luego a seguir tomando. Cuando la vecina del Memo se puso a decirnos que era demasiada vieja para el novio que no la pela, supe que era momento de irme, más o menos como a la 1:40am.

Siento que cumplimos con ese horrible estereotipo de batos que jugaban antes y creen que pueden seguir jugando, pero terminan valiendo queso. La plática post-retas estuvo chila, tuve la oportunidad de conocer el depa del Memo antes de que se cambie, y encontré el mejor taco que haya comido en Mexicali: el de suadero con chorizo de Los Tres Pablos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)