jueves, 31 de marzo de 2016

Culpable de irse

Cuata: Yay, ya encontré a los medallos.
Fer: Si! Creo que ya somos de lo que más mandan, somos 8.
Cuata: Y de los que más explotan.

Hoy hubo Vivac, una reunión mensual del movimiento de Brigadas. La presencia de gente proveniente de Medalla estuvo bien chila, porque si de por si ya 8 me parece un número sano, tiene detalles bonitos como que de esos 8, 3 son hermanos con edades entre los 26 y 19, otros 2 son una pareja comprometida, otras 2 son cuatas, y el último es el Carmona y es bien chistoso.

(Lo siento Toño, hubieras convencido a tu hermana de ir o algo así).

Yo voy como a 3 Vivacs a lo largo del año, cuando llego a estar en la ciudad y tengo chance de ir. El comentario de la Cuata me caló poquito, luego Iván pasó al frente a dar una cápsula informativa, y se que varios de esos 8 han estado sirviendo al movimiento en los grupos de organización. La neta, yo he servido (en la organización) prácticamente nada, apoyé en un Vivac y ya.

A lo mejor mucha gente piensa que no me pesa mucho. "Uff Fer en Guadalajara con sus ramenz y futbolz y trabajoz y 'z' al final de los pluralez". Y es un poco cierto, en el día a día no me detengo a pensar en eso, pero dentro de mi hay un sentimiento de deuda de servicio al movimiento, a un lado de la deuda de hermano, deuda de servicio a Medalla, etc.

Después de ese primer Vivac en el que ayudé, un par de amigas del equipo de organización se acercaron para invitarme a involucrarme más. Dos días después, recibí la oferta de Intel en Guadalajara.

De nuevo, no creo que la gente lo note, pero ese tipo de cosas si me pesan mucho. Por eso procuro ir a todos los Vivacs que puedo, ayudar lo que pueda en Medalla cuando estoy en Mexicali. Con los Vivacs es más doloroso, porque se que ese tren ya se fue.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)