martes, 9 de febrero de 2016

¡Mírenme! ¡Estoy hablando!

Hace unos días escribí acerca de la mala costumbre que tengo de no externar mucho mis ideas. Bueno, esta semana he estado rompiendo con esa tradición, y he estado hablando más sobre lo que pienso, cómo me siento, y cosas que creo que deberíamos cambiar en el trabajo. Ah, y lo he estado haciendo con las visitas de upper managers que hemos tenido.

He hablado con la líder de recursos humanos de mi organización, con el jefe de mi jefe, y con el jefe del jefe de mi jefe. He hablado sobre asuntos desde que nos quitaron las pistolas NERF hasta maneras de descentralizar el conocimiento y bajar a varias vacas gordas de sus Olimpos.

No estoy 100% seguro de que todas mis ideas hayan sido expresadas a la perfección, porque es difícil no dejarse llevar por las emociones. Ya he dicho que los últimos días han sido estresantes, y a veces eso filtra hasta nuestra manera de hablar. De lo que estoy seguro es de que ha sido un buen ejercicio, que la mayoría de mis ideas han resonado y encontrado complicidad, y que me ha preparado y dado un poquito de exposición.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)