lunes, 18 de enero de 2016

El intelectual de la casa

Hoy llegó un roommate nuevo a la casa. Bajé a la cocina, y ahí estaba él con otros roommates. Cuando entré, una de las compañeras dijo "ah, él es Fer, es el intelectual de la casa". Esto porque el domingo platicamos de que soy el hombre hábitos y procuro ser disciplinado y cosas así.

No me siento enteramente cómodo con ese personaje, pero tampoco me voy a poner a quejarme o a declinar cumplidos. Soy mucho más inseguro, vulnerable, débil y temeroso de lo que "el intelectual de la casa" implica.

¿Cómo sigues adelante con un apodo así, manejando las expectativas de la gente a tu alrededor? Bueno, número uno, no te preocupas por las expectativas de la gente. Número dos, eres tu mismo y eres sincero con la gente, fuerte cuando te sientes fuerte, débil cuando te sientes débil, pero nunca dependiendo de "¿es que cómo me van a ver los demás?"

Siento que no es la primera vez que un grupo de personas cercanas me interpretan así. A veces confunden mi timidez social/silencio cauto con mamonez intelectual/complejo de superioridad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)