domingo, 31 de enero de 2016

Super Wallpaper Maker

Nintendo sacó hoy una herramienta que te permite crear wallpapers de Super Mario Bros. con la misma interfaz y metodología que Super Mario Maker, un juego de Wii U en el que creas tus propios niveles: http://mariomaker-wp.nintendo.co.jp/index.html#Step1-1

Los puedes hacer para computadora o celular. Estuve como una hora moviéndole y me quedé con estos:




Planeo usar uno en cada monitor del trabajo.

No he comprado Super Mario Maker, en gran parte porque me intimida mucho ser yo el que diseña los niveles, siento que no estoy a la altura y me perdería una gran parte del valor del juego. Pero hoy que estuve acomodando elementos, intentando pensar cómo funcionaría el jugador, sentí que igual y si me divierto diseñando niveles. Y con práctica, puede que hasta me queden chilos.

sábado, 30 de enero de 2016

Cineforo Universidad

El Cineforo Universidad, o simplemente Cineforo, es una pequeña sala de cine de la Universidad de Guadalajara. Está pequeña pero muy cuca, con taquilla y dulcería y todo.

Claro, comparada con Cinépolis pues los asientos no son tan cómodos, la tecnología no es tan avanzada y cosas de ese tipo. Pero la oferta de películas es muy diferente, la entrada es más barata, y no hay 20 minutos de publicidad previo a la función. Pasan algunos comerciales sobre programas culturales, pero son antes de la hora agendada para la película.

Melody, una de mis roommates, me invitó a ir con ella y un amigo, dijeron que ellos ahí se la viven todos los sábados. Pues, por qué no. Vimos una película chilena sobre unos sacerdotes católicos excomulgados que viven en un pueblito de Chile, en un "retiro callado". La película no está mal, y no es tan seria y dramática como suena.

Disfruté mucho la experiencia. Algo que luego luego captó mi atención, fue que adornaron las paredes con posters de películas por todos lados, ¡y vi varias de Studio Ghibli! Así que seguramente volveré a ir, parece que se viene también un ciclo de cine suizo, podría practicar algo de alemán ahí.

viernes, 29 de enero de 2016

El futbol como terapia

Hoy tuve un día muy malo en la oficina, otra vez. Tiré toda una granja durante un rato, una llamada de 5 horas se extendió a 8:30 y no terminamos la implementación, y un project manager me mandó una lista tipo "los 10 tasks en los que vas mas atrasado". Ahí no pude más y le mandé un correo a ese batillo y a mi jefe de que las cosas no pueden seguir así, necesitamos rebalancear las cargas de trabajo o volver a trabajar en nuestros timelines, porque solo somos 3 y tenemos que hacer de todo, desvelándonos y trabajando fines de semana.

Hubo un momento muy oscuro, en el que no había comido, tiré toda la granja, me estaban llegue y llegue correos de tareas, no sabía si iría al futbol, ya estaba atrasado en todo... Y me dio mucho miedo. Miedo de tener que auténticamente decir "no puedo con tanto, estoy en mi límite y no quiero seguir durmiendo 3:30 horas diarias sin vida personal de lunes a viernes". Y quise decirle a alguien, nada mas abrazar y esconderme como niño chiquito entre su cabeza y su hombro y decir "tengo miedo, no sé si estoy a la altura de las circunstancias". Por una fracción de segundo, pensé en Adriana.

Ya en la tarde logré escaparme de la llamada porque nos dimos cuenta de que no terminaríamos ese día, y me fui al futbol. Creo que la cancha es uno de los pocos lugares en que me logro desconectar por completo. Nada de  estar pensando "¿cómo encaja esto con el resto de mis planes de vida?" o "¿qué me deja esto, qué me dice de mi mismo?". Me mete y me concentro en jugar bien y ya.

Ganamos 8-4. Sigo sintiéndome medio perdido en la cancha y falto de "timing", pero es que hoy nos jugaron con un solo delantero y de repente me quedaba con demasiado espacio libre. Después nos quedamos a echar algunas cervezas (aunque mas bien me las echaron a mi, nunca me di cuenta de quién estaba llenando mi vaso) y estuvimos platicando casi 3 horas.

jueves, 28 de enero de 2016

Del reconocimiento al suelo

Si la semana pasada estaba recibiendo reconocimientos de mi mánager, hoy uno de nuestros usuarios se estuvo quejando sobre el proceso de trabajo. Creo que todo se originó por un problema técnico que no previmos y los avisos por correo electrónico no le llegaron. Igual, no iba a empezar a pelear con clientes, aunque tuviera la razón.

miércoles, 27 de enero de 2016

Según los estudios, el error del proceso es...

Es usted, señor Celaya.

Estoy llegando al punto en el que sigue habiendo mucho trabajo, pero ya no se arregla metiéndole más horas, al contrario, empeoran. Comienzo a cometer errores y entragar cosas mal. Le tengo que bajar a mi intensidad, volver a ver las cosas de lejos, y trabajar de manera más inteligente.

Lo malo es que una vez que entras al estado de súper alerta necesario para sobrevivir, tardas mucho en salir y relajarte. Los próximos días voy a estar muy tenso, aunque tenga tiempo libre estaré pensando en "¿debería estar haciendo otra cosa? ¿estoy olvidando algún pendiente?". Me pasa desde la uni.

Lo bueno es que el viernes hay futbol. Pienso jugar intensamente y disfrutarlo mucho.

martes, 26 de enero de 2016

Hable más, joven

Hoy quedó terminada de manera oficial mi participación en el WIRE, el boletín de HP en el que colaboré durantte un año y en el que conocí a Adriana. Vamos a ahorrarnos las metáforas baratas.

Lo más interesante fue que el ingeniero que lo está dirigiendo ahora me pidió feedback sobre mejoras y tal. Le expliqué varios puntos sobre dónde veía yo que estaban las fortalezas y las oportunidades para un proyecto de este tipo. Fue una plática de unos 15 minutos en la que soné más como project mánager de una agencia de publicidad que como ingeniero en computación.

Al final, el ingeniero me dijo de una manera súper sincera "ah, por cierto, ¡habla más!". Me dijo que mis participaciones eran muy buenas, que cada vez que hablaba le daba justo al clavo, que debería comunicar mis ideas con mayor frecuencia. Yo le dije que eso es algo que ha salido incluso en mis evaluaciones como empleado, y que definitivamente es algo en lo que necesito trabajar.

Cuando se lo platiqué a Haydé, ella luego luego mencionó un punto que yo también había pensado: Si hablara más, sería más difícil estar siempre dando en el clavo. Osea, calidad antes que calidad. Esa es una razón de peso por la que no hablo tanto, pero hay otras como:

1) No me creo una autoridad en ninguna cosa y auto-demerito mis propias ideas
2) Me da mucho, mucho miedo que los demás crean que soy un presumido o un creído por tratar de pensar las cosas de manera diferente
3) No me gusta expresar algo y estar discutiendo polémicas inútiles por horas
4) Me da mucha flojera convencer a gente que simplemente no quiere cambiar de opinión (aquí suelo esperar a tener suficiente información para respaldarme, pero esto puede tardar semanas o más)
5) Soy muy tímido

Si por mi fuera, diseñaría a diario planes increíbles de sueños y cómo alcanzarlos. Todos, absolutamente todos los días, pienso en el futuro de cosas tan simples como qué comeré mañana y cómo se compara a las últimas comidas que he tenido y cómo podría mejorar mi comida. Qué tan bueno soy para ejecutar todos esos maravillosos planes, esa es otra historia. Quizás por lo mismo de que muchas veces yo no vivo a las expectativas que me creo es que no me atrevo a expresárselas a los demás.

Fernando Celaya. Tiene ideas. Al parecer, buenas.

lunes, 25 de enero de 2016

Un pasito a la vez

Hoy a la hora de la comida me llevé mi cuaderno para que Haydé me ayudara a hacer brainstorming para mis ensayos de la maestría. Para alguien que está acostumbrado a escribir de manera ligera y a diario, se me está complicando muchísimo escribir esos malditos ensayos.

Decidí que mejor los voy a hacer por partes chiquitas, párrafo a párrafo casi casi, y un día a la vez. Estoy acostumbrado a tener organizada toda una idea y luego solo sentarme a desarrollarla, pero estos  ensayos no son posts del blog, así que los tendré que desarrollar de manera diferente.

Y las distracciones. Tantas, tantas distracciones. Desde las productivas como el trabajo hasta las improductivas como, no sé, pararme un rato a hacerme un té. Hoy hasta me habló el Rafita para que le ayudara con su tarea de álgebra. Focus Fer, focus!

domingo, 24 de enero de 2016

Bueno, no le digan a nadie

Hoy trabajé unas 6 horas. Si, en domingo, y hasta hubo un punto en el que pensé "wow, me gusta mi trabajo". Pero es que estuve todo el día en esto:


Estar tuneando un script todo el día hasta que haga lo que quieres y sentir que cada nueva versión es como un cumpleaños, está probablemente en el top 3 de mis cosas favoritas del trabajo.

sábado, 23 de enero de 2016

Dat mariscada


Los últimos días han sido muy pesados para mi, ya me hacía falta alguna reunión con los amigos, sentarnos en algún jardín a platicar, reír, discutir, comer y beber.

Toño, un integrante del equipo, es de Mazatlán y en diciembre nos propuso organizar una mariscada, aprovechando que iría a su tierra para las vacaciones y podía traer camarones y pulpo. No soy súper fan de los mariscos, me gustan solo bajo circunstancias muy específicas, como andar de viaje por la playa o algo así, y encima, creo que mi paladar no está educado para apreciarlos de la manera correcta por la poca experiencia marisquera que tiene. Pero si alguien que trae los mariscos tan tatuados en su ADN se ofrecía a preparar todo, tomen mi billetera. Además, reunirse con los amigos nunca está de mas.

No sabía lo que me esperaba. Entre Toño, Edgar (que es de Guaymas y creció en Culiacán, así que definitivamente tiene cultura marisquera) y Felipe (que es de Guadalajara pero descubrimos que cocina bien), armaron algo increíble. Nunca en la vida había sentido tanto placer al momento de comer mariscos. Era increíble, los camarones empanizados y el pulpo al ajillo estaban muy bien, pero el pinche aguachile estuvo épico. Hacía muchísimo que no experimentaba el "la calidad de esto es impresionante, necesito meterme más a la boca, todo lo que puda".

En mi opinión, suelo frecuentar lugares de buena comida, pero lo de ayer me agarró por sorpresa. Creo que fue resultado de la mezcla entre la calidad de las materias primas y la buena mano de obra en la cocina. Maravilloso, 10/10, pagaría de nuevo.

Me quedé unas 7 horas. Al final ya la platica no estaba tan buena, mis compañeros son de los que siempre terminan hablando de mujeres.

viernes, 22 de enero de 2016

Mi primer reconocimiento post-promoción

Hoy hubo una pequeña catástrofe. El lunes mandé un correo a unos 500 usuarios con información incorrecta. La gente se confundió, edificios ardieron, la economía se desplomó, y hasta mi mánager vino a decirme que por favor me concentrara, trabajara con el cliente y me asegurara de hacerlos sentir seguro de que teníamos todo controlado. Mandamos otro correo, explicando que el pasado era incorrecto y con la información corregida.

En la tarde, me llegó un reconocimiento de mi mánager, mencionando que apreciaba mucho mis duros esfuerzos durante el día, noche, y fines de semana. También que sus observaciones y la retroalimentación que ha recibido de otras personas hacen que esté muy feliz de tenerme en su equipo. El correo iba con copia a su mánager, y a todos los que le reportan.

Pues ahí está, mi primer reconocimiento en mi nueva posición, y el primer fruto cosechado de muchos que espero estar generando.

jueves, 21 de enero de 2016

Quedarse a trabajar

Hoy casi todos los roommates llevaron al roommate nuevo a cenar alitas. Yo tenía muchas ganas de ir, pero ya había planeado trabajar y salir a correr esa noche.

Pude haber cancelado lo de ir a correr, pero el trabajo era imposible. ¿O no? ¿Y si me hubiera aventado una de esas que tanto presumo, de que voy y me divierto y regreso y me desvelo y termino todo y estoy en todos lados y yolo me siento vivo? Pude haber hecho algo así y no haber dormido, pero realmente no había tanta necesidad. Seguramente la semana que entra vuelven a ir o algo así.

El miércoles trabajé 14 horas y ayer 11. Ya quiero que mis proyectos se estabilicen para llevármela más calmada.

miércoles, 20 de enero de 2016

How do you even know that

Hoy volví a juntar 12 horas de trabajo. Bueno, sigo juntando, estoy escribiendo esto en lo que terminan de correr unas cosas.

Obviamente esto me pone bastante tenso, y hoy estuve en una llamada con una usuaria, ayudando a uno de los nuevos ingenieros que entraron al grupo en el que estaba antes. En algun punto de la llamada, le pedí a la señora que repitiera todo su proces para probarlo, no le gustó mucho, y me reclamó que quería probar todo, cuando el error claramente decía que el site estaba en read-only mode o los permisos habían cambiado, y ella no le había movido en nada a los permisos.

El site no estaba en read-only mode, fue lo primero que checamos antes de la llamada, y era algo que se podía apreciar a simple vista, pero la señora me reclamó "how do you even know that?". Ahi lo perdí, si me estaba preguntando eso quería decir que no me estaba tomando en serio.

Como sea, tomamos lo que necesitamos y le mandamos el problema al equipo de Asia porque eran usuarios de India. En mi trabajo, este tipo de crueldad por parte de los usuarios es mucho más frecuente de lo que quisiera, pues casi ninguno aprecia tu trabajo del todo, y los entiendo, muchas veces el único trabajo que ven es el que hacemos cuando arreglamos algo que salió mal.

¿Y qué hay de todo el tiempo que han usado las herramientas sin tener que llamarnos? ¿Qué hay de todo el esfuerzo que se hace para cambiar cosas sin afectarlos? Es una posición muy dificil, pues IT es visto como "los que arreglan las cosas que salen mal" y la mayoría de la gente se siente intitulada a todo.

Quiero relajarme y dedicarme mas a mis planes de maestría.

martes, 19 de enero de 2016

Jugando aquí, jugando allá


Hoy jugué futbol con Los Mai FC y al "Basta" con los roommates. En el futbol estuve bien, ganamos 8-4, aunque siento que sigo sin jugar muy bien. No empecé de titular con justa razón, pero espero poder ir encontrando maneras de aportar al equipo.

Ya luego, al llegar a la casa, estaban casi todos los roomamtes en el comedor. Gera hizo arroz con leche y lo compartió con todos. En la cháchara, nos dieron ganas de jugar "Basta" y estuvimos un ratillo ahí. Quedé en segundo lugar, estuvo reñido. Obviamente yo decía un montón de reglas y cosas que podríamos cambiar para mejorar el juego, pero ya habíamos empezado, así que tal vez en el futuro.

Mucho trabajo, pues mucho juego.

lunes, 18 de enero de 2016

El intelectual de la casa

Hoy llegó un roommate nuevo a la casa. Bajé a la cocina, y ahí estaba él con otros roommates. Cuando entré, una de las compañeras dijo "ah, él es Fer, es el intelectual de la casa". Esto porque el domingo platicamos de que soy el hombre hábitos y procuro ser disciplinado y cosas así.

No me siento enteramente cómodo con ese personaje, pero tampoco me voy a poner a quejarme o a declinar cumplidos. Soy mucho más inseguro, vulnerable, débil y temeroso de lo que "el intelectual de la casa" implica.

¿Cómo sigues adelante con un apodo así, manejando las expectativas de la gente a tu alrededor? Bueno, número uno, no te preocupas por las expectativas de la gente. Número dos, eres tu mismo y eres sincero con la gente, fuerte cuando te sientes fuerte, débil cuando te sientes débil, pero nunca dependiendo de "¿es que cómo me van a ver los demás?"

Siento que no es la primera vez que un grupo de personas cercanas me interpretan así. A veces confunden mi timidez social/silencio cauto con mamonez intelectual/complejo de superioridad.

domingo, 17 de enero de 2016

La piel que nope nope nope


Iba a ser un día tranquilo de tacos y películas con los roommies. En vez de eso, terminamos viendo "La piel que habito". Yo se, llego 5 años tarde, pero WTF prohiban la cirugía plástica ya ok thx bye.

sábado, 16 de enero de 2016

Tantan bueno

Creo que hoy hice el peor examen de alemán que haya hecho en mi vida. Definitivamente me afectó desconectarme tanto tiempo de las clases, y que me preparé para el examen pensando que vendría más sobre conversaciones, terminó siendo más de conjugaciones de verbos...

Después fui a comer y al cine con Héctor y Rocío. Me dio mucho gusto pasar la tarde del sábado con ellos. Comimos en Uma Uma, uno de mis restaurantes favoritos en Guadalajara, y Rocío y yo pedimos algo que nunca habíamos pedido: Tantan-men. Oh boy, estuvo tantan bueno.

Cuando leí la descripción del platillo, "ramen picoso con carne molida de cerdo", me acordé que comí algo muy parecido en Japón. El que me sirvieron en Uma Uma fue diferente porque si estaba picoso, y no tenía tantas verduras como el de Japón. Aún así, estuvo buenísimo, tenía muy buen sabor y los noodles estaban perfectamente cocinados, como siempre en Uma Uma.

Luego me puse a investigar, y resulta que "tantan-men" es mas bien la manera gringa de llamarle al "dan dan ramen". Hace mucho tiempo, en China (recuerden que el ramen es de origen chino), había gente que caminaba con un palo que anunciaba que traía ramen y salsa. En chino, a ese palo le dicen "dan dan", entonces los noodles que vendían esas personas eran los "dan dan noodles". Era comida callejera, como unos viles tacos por aquí, pero ya hoy existen versiones sofisticadas, como la que comí yo ayer y me costó 120 pesos.

Un ejemplo muy parecido a lo que comí ayer, este tiene más verduras:


Si les gusta la comida asiática, especialmente el ramen, y son mexicanos de comer picante, tienen que comer tantan-men/dan dan noodles/ramen picante con carne molida.

viernes, 15 de enero de 2016

¡Volví a las canchas!



Hoy volví a jugar futbol con Los Mai FC. Mi mayor pendiente era mi pie, luego el equipo, y luego mi nivel de juego. Las cosas fueron así:

-El pie, muy muy bien. No me di cuenta de ningún dolor o molestia, y hasta metí un pase de gol con este pie.
-El equipo se vio mal hoy. Aunque el otro equipo tuvo mucha suerte (les dimos 2 autogoles y 2 penales), terminamos perdiendo 5-1 y mucho tiempo del partido nos vimos superados.
-En lo individual, pues dos meses y medio sin actividad física no se sacuden así como si nada. Y más que la falta de condición, también noté falta de manejo de partido. Me aceleraba mucho en algunas jugadas.

Lo bueno es que, dos mese y medio de la operación, se podría decir que mi vida en este aspecto ha vuelto a ser la misma.

jueves, 14 de enero de 2016

22 horas

Entre ayer y hoy he trabajado 22 horas. En teoría, podría solo trabajar 3 horas mañana y habré completado mi "cuota" semanal. Claro que esto no funciona así, pero me hace sentir bien.

Últimamente encuentro un excelente estado zen para trabajar desde mi cama, con Los Simpson de fondo. He sido bastante productivo bajo estas condiciones, y me ha ayudado a sentirme mejor y despejarme un poco.

miércoles, 13 de enero de 2016

I'm on fire

Tomé café a las 7:00pm porque se me antojaba mucho. Traigo un script para el trabajo atorado desde hace MESES, y decidí darle unas horas de mi noche para por fin hacer algo de progreso.

Pues, hablé con mi papá, luego trabajé un poquito, luego salí a caminar un rato, y ahora estoy trabajando otra vez. El script va muy bien, pero me estoy metiendo una turbo desvelada de la que seguramente me arrepentiré al rato. Son las 2:40am del 14 de enero, pero postearé esto con fecha del 13 porque es la fecha que le correspondría a esta entrada.

Esto me hace sentir mucho mejor. Luego postearé el programa por aquí, me batallé mucho reuniendo la información necesaria para escribirlo. Espero que al poner aquí, en español amistoso, le agregue un poco de valor al Internet.

martes, 12 de enero de 2016

Llorar y llorar

Durante el día, manejé bastante bien lo de haber terminado con Adriana. De hecho desde ayer cuando empezó la plática, creo que me comporté y comuniqué muy bien. Hoy le avisé a los amigos más cercanos y a mi familia. Platiqué con Haydé en la comida por, sinceramente, sentía que entre más lo hablara más lo soltaba.

Pero en cuanto llegué a la casa, a los pocos minutos de estar solo y encerrado, empecé a llorar. Empezó por frustración, por insatisfacción, enojo, luego una lástima por el estado en el que me encontraba, luego los miedos de cuando tu vida recibe una sacudida tan fuerte y comienzas a cuestionarte muchas cosas.

Caminaba de lado a lado del cuarto como león enjaulado, la nariz se me tapaba y me dolía mucho la cabeza, estaba muy confundido y triste. "Yo no trabajo para esto, yo no me esfuerzo para acabar así, yo no buscaba esto". Luego me tiraba a la cama y lloraba y gritaba con la cara hundida en la almohada para ahogar el ruido, para terminar hecho bolita, sollozando.

Le escribí a mi mamá y mis hermanas porque de verdad me sentía muy alterado. Me dijeron que igual y era algo que necesitaba sacar de mi sistema. De verdad, no esperaba terminar así. Uno se prepara e intenta pensar todo de manera lógica y sensata, pero igual no pude evitar terminar así.

lunes, 11 de enero de 2016

Cheche

Adriana y yo terminamos hoy.

Todo fue mutuo. Mutua perplejidad, mutuo respeto, mutua tristeza, mutuo adiós.

Estamos bien. Estoy bien. Usamos "terminar" porque ni siquiera estamos seguros de que queramos cortar por completo la comunicación.

Mijiji.

domingo, 10 de enero de 2016

Back to the grupo

La homilía que ofreció el diácono hoy en la parroquia a la que voy a misa estuvo muy buena. Siempre visitar el tema del bautismo da muchísimo de que hablar, pero hoy usaron un giro de "cuando te ven, dicen que tienes ojos de la mamá, boca del papá, etc, pero, ¿qué dicen que tienes del Padre?".

Muy fuerte, al menos para mi. Quizás "cuando la gente te ve" o "cuando la gente habla de ti" se puede prestar un poquito a hacer las cosas para que la gente me vea o hable de mi, pero definitivamente, quiero que cuando piensen en mi, piensen en un reflejo de la caridad, la humildad, la esperanza, y el amor del Padre.

Al final, hubo un anuncio de que el grupo de jóvenes estaba vendiendo empanadas para juntar dinero porque están organizando un retiro cuaresmal. Decidí ir a comprarles, pero a la salida otro joven se acercó para preguntarme que qué edad tengo. Ja, no morro, esa ya me la sé. Le dije que 26, que tal vez ya no estaba para grupos de jóvenes, pero que tengo muchas ganas de apoyarlos con lo que les falte. Me mandó con uno de los coordinadores, y empezó la plática.

Vengo de Mexicali, allá coordinaba, me gustaría apoyarlos. Oh, ¿están pensando abrir un grupo de jóvenes adultos de 26 años en adelante? Que interesante coincidencia. Bueno, si, claro, deberíamos volver a platicar, mi número es tal, Fernando Celaya, mucho gusto.

Quedamos en que volveremos a hablar para ver que sale. Mi intención original era solo apoyarlos, principalmente en lo económico (siempre cae bien en un grupo de jóvenes) y luego en todo lo que pueda según el tiempo que tenga. Pero última hora y termino yendo a un grupo otra vez. No estaba planeado, ¿pero qué mejor que comienzos de un año nuevo para una actividad nueva?

sábado, 9 de enero de 2016

El hombre cuantificado 2016

Al terminar esta semana laboral, mientras veía mis horas de trabajo en Toggl, la aplicación que estoy usando para el time tracking, me di cuenta de algo: en mi vida, llevo cuenta de las horas que trabajo, las calorías que consumo, el ejercicio que hago, mi peso, y mi dinero.

So. Awesome.

Claro, no es perfecto. La calidad de los datos es directamente proporcional a mi disciplina para registrarlos. Esto sería mucho más difícil sin estas soluciones digitales:
  • Toggl: Para el trabajo
  • Calorías: MyFitnessPal
  • Ejercicio: Runkeeper, porque en realidad correr/caminar es el único ejercicio que hago, con un poquito de lagartijas aquí y allá
  • Peso: Fitbit porque usar la Fitbit Aria Scale era la manera más concha de llevar el registro de mi peso, solo me subo a la báscula y ella manda mis resultados por Wi-Fi a mi perfil de Fitbit
  • Dinero: You Need A Budget
  • Tiempo que uso el 3DS: Este es como trampa porque el 3DS trae una aplicación que solita te va juntando toda la información de uso, muy coqueta
Creo que dinero es el área donde más batallo con lo de la disciplina, aunque YNAB me ayuda más a planificar gastos futuros y ver si se me está yendo la mano en alguna categoría. Creo que cubro los puntos más importantes, realmente no siento que me haga falta algo, en todo caso preferiría pulir los aspectos que ya registro. Tal vez unos estudios de laboratorio cada 3 meses o algo así.

Aquí algunos resúmenes de la información:

Mi peso el último año:

Horas de trabajo en esta semana que volví de vacaciones:

Top 3 juegos de 3DS y total de horas jugadas:

Dinero gastado en videojuegos durante el 2015, aunque fue más porque no cuento lo que compré en Japón y tampoco toma en cuenta lo de mi tarjeta de Wells Fargo, así que súmenle, mínimo, otros diez mil pesos. Les digo que mi dinero es lo que más trabajo necesita:

Últimamente me he estado imaginando cómo poner una especie de monitor o pantalla que siempre esté rotando toda esta información, mostrando tendencias y cosas así. La pondría en la cocina o algún área común de mi casa para todos los días tener un resumen de cómo ando.

El Fer cuantificado. Algún día.

viernes, 8 de enero de 2016

La tercera es la dormida

Fui a ver Star Wars por tercera vez, acompañando a Adriana que no la había visto. Claro que me gustó, claro que Poe Dameron uff y Jakku me sigue transmitiendo unas vibras mexicalenses muy cabronas, pero la neta, si hubo ratos en los que me quedé dormido.

No fue culpa de la película, obviamente, yo provoqué unas pésimas condiciones para disfrutarla: iba muy cansado por los días de trabajo que he tenido y muy tarde. Sigue siendo una película muy bonita, y Adriana también la disfrutó mucho.

jueves, 7 de enero de 2016

Necesito más laptops y pantallas

No es broma


Si, un monitor tiene The Verge, pero era en lo que terminaban de bootear las otras dos laptops.

Necesito más pantallas, mas computadoras, y más brazos.

Algo bueno de ser novios viajeros

Es que siempre nos damos souvenirs súper cool:



La cajita roja son chocolates franceses.
La cajita blanca, unas gallentas/panecillos rellenos de mermelada de limón.
Los Milka son de caramelo (mi favorito) y avellana.
La bolsita blanca traía lo siguiente:


Tres chocolates suizos, uno austriaco (el que trae a Mozart, obvio), un separador del ibros y una cadenita para mi mamá.

Lo voy a racionar todo de poquito en poquito. Aunque hoy tuve un día tan pesado en el trabajo que le entré con muchas ganas al Milka de caramelo.

Por más extrañas que estén ahorita las cosas con Adriana, este tipo de gestos me dicen que al menos sus intenciones son buenas.

miércoles, 6 de enero de 2016

Hablar de manera inexacta

Hoy por fin volví a ver a Adriana. La última vez que nos vimos fue el 16 de diciembre. Fuimos a El Globo a tomar café y platicar y medio un montón de souvenirs bien cool. Tenía muchas ganas de verla.

Podría haber dejado todo el post de hoy en eso, agregar una foto de los souvenirs e irme a dormir. Pero como ya el lunes y martes puse cosas bastante ingenieriles, voy a intentar hacer toda la semana con temas así. Es una bonita manera de empezar el año.

Ya muchas veces he hablado de que me molesta que la gente hable de manera inexacta. Incluso hoy le mencioné a Haydé en la comida que siento que esas inexactitudes nos afectan de manera cultural y social.

Luego en la tarde Iván va y pone esto en Facebook:


Maldita seas La Crónica. ¿Cómo puede ir en descenso la probabilidad? ¿Cómo puedes usar posibilidad y probabilidad como sinónimos?

Lo posible es binario. Las cosas son posibles o imposibles, no existe algo "medio posible" o "3/4 imposible".
La probabilidad es discreta. Las cosas si pueden ser "poco probables", "altamente probables", o hasta 0.17 probables, valores del 0 al 1, porcentajes, esas cosas.

Es una de las inexactitudes en las que la gente más cae, sobre todo aquellos no familiarizados con probabilidad y estadística. Yo soy muy cuidadoso al hablar, pero tampoco ando detrás de la gente corrigiéndola, suelen reaccionar de manera muy negativa. Pero aquí

martes, 5 de enero de 2016

Picross

También conocidos como nonogramas o hanjie, los picross son probablemente mi tipo de puzzle favorito para pasar el tiempo. Eso si, creo que no son para todos, si los sudokus te parecen complicados o aburridos, lamento decirte que el picross es todavía más ingenieril. Basta con leer esta definición traducida de Wikipedia:

"Los picross son puzzles lógicos en los cuales las celdas en una cuadrícula deben ser coloreadas o dejadas en blanco de acuerdo a números que aparecen a los lados de la rejilla para revelar una imagen escondida. En este tipo de puzzles, los números son una forma de tomografía discreta que mide cuantas líneas contínuas de cuadros celdas rellenadas hay en una columna o fila dada. Por ejemplo, una pista de "4 8 3" quiere decir que hay líneas de cuatro, ocho y tres celdas, en ese orden, con al menos una celda blanca en medio de cada línea."

Creo que este gif lo deja más claro:


El chiste es que es un fantástico ejercicio mental, muy escalable y explotable, porque hay de muchos niveles de dificultad y se pueden hacer muchas imágenes. De hecho, Nintendo publica juegos de picross y hay de Mario, de Pokémon, etc.

Yo descubrí los picross hace unos años y siempre me ha encantado. El domingo que tuve que esperar el avión retrasado estuve como 3 horas escuchando podcasts y jugando Pokémon Picross. El único problema que le encuentro es que mucha gente se siente espantada en cuanto le empiezan a hablar de números y lógica y eliminación. De hecho, es interesante usar los picross como una herramienta de trabajo para estudiar que tanto usa una persona su lado lógico-matemático. Quizás debería empezar a usarlos en entrevistas de trabajo.

lunes, 4 de enero de 2016

El antípoda

Hoy en la comida, de repente se me ocurrió preguntarle a Haydé (¡ah si! ¡Haydé ya trabaja en HP otra vez! Bueno no otra vez porque ahora es Hewlett-Packard Enterprise pero es lo mismo en este caso), y le pregunté que si empezaba excavar hasta el otro lado del mundo, ¿dónde terminaría?

Resulta que eso se llama antípoda, "es el lugar de la superficie terrestre diametralmente opuesto a otro lado de una posición en particular", según Wikipedia. Me dije, "bueno, si existe un nombre oficial y toda la cosa, seguro hay hasta alguna app o manera sencilla de encontrar el antípoda de cualquier lugar". ¡Y si! Hay una página y todo donde mueves un cursos y te pone el antípoda a un lado:


Estaba muy emocionado hasta que comprobé mi teoría principal: Al haber más océano que tierra en el planeta, es muy común encontrarte que el antípoda es un punto random en algun océano. De hecho, en general, por todo el mundo, lo más interesante son unas regiones de Chile y Argentina cuyo antípoda es China. México en general es súper aburrido, puro océano Índico.

Así que ahí está, el descubrimiento y aprendizaje más aburrido en la historia de los descubrimientos y aprendizajes.


domingo, 3 de enero de 2016

Una víctima más del regreso a casa post-vacacional

Desde que compré mi vuelo de regreso a Guadalajara, por allá en noviembre, lo compré para salir a media mañana y llegar temprano, así tendría parte del domingo para desempacar, comprar mandado e ir a misa tranquilamente.

Nada de eso pasó. Algún miembro de la tripulación de mi vuelo se enfermó y tardaron dos horas y media para suplirlo. Se atrasó el vuelo, llegué más tarde y cansado a la casa, y descubrí que existe una cuenta de Twitter que se concentra en publicar las pifias de Aeroméxico:


Total, llegué a mi casa y solo desempaqué y fui a misa. Estoy muy cansado, creo que me dormiré temprano, de alguna manera eso me gusta porque así siento que mañana arranca oficialmente la productividad del 2016.

sábado, 2 de enero de 2016

Estaba la pájara pinta, a la sombra del verde limón


Los pimeros días del año me saben tremendamente irrelevantes, quizás porque siguen siendo de reposo/volver al trabajo, y los comparo con mis días más intensos del año anterior.

Aun así, siento que hoy fue un día súper equis. Si no hubiera checado unas cosas de la maestría en la mañana, diría que tirado a la basura. Bueno, compré unas agujetas y una tarjeta de memoria nueva para mi 3DS. Papá nos llevó de compras, pero no se me antojaba nada, cero, niet de niet. Mis hermanas si compraron cosas, y yo nomás anduve ambulando con ellos, con esta canción de los Simpson en mi cabeza.

Ya Fer. Ya vendrán los días de 6 horas de juntasde trabajo.

viernes, 1 de enero de 2016

Sin propósito

Creo que este año nadie en mi familia ha siquiera mencionado la palabra "propósito". Este 1 de enero ha sido muy sobrio, todo el día tirados viendo Los Simpson y comiendo y jugando y cosas así. Pero ese sentimiento de "ah, un nuevo comienzo, nuevas cosas que hacer, atrevernos por fin a alcanzar nuestros objetivos", pues... No ha estado...

Sería preocupante si la causa fuera mala, pero no siento que la sea. Creo que el poco ánimo "nuevoañero" es porque todos tuvimos un 2015 tan ocupado, con tantos eventos y trabajo y proyectos, que tenemos la mente todavía en eso. O sea, el 2016 nos agarró con un 2015 todavía muy work in progress.

Al menos de mi parte, se mi propósito de 2016 es seguir profundizando y trabajando los mismos objetivos de 2015, que ya son los de toda la vida: Ser feliz, ir por más logros profesionales, estar sano, compartir todo lo bueno y lo malo saber trabajarlo. Claro que hay objetivos particulares, como llevar a Adriana a Mexicali, aprender algo nuevo, volver a gastar 10mil pesos de videojuegos, pero estos son los que se sienten como continuaciones del 2015.