lunes, 28 de diciembre de 2015

Ve y rota a tu puta madre

Hace unos días escribí sobre la maldita cantidad de tierra que terminas tragando cada que hace viento en Mexicali. Hoy he sufrido las consecuencias.

Empecé a vomitar como las 4:50am, y luego cada hora volvía a vomitar, como relojito, 5 veces hasta que ya solo vomitaba bilis. Al principio si fue bastante asqueroso, traía mi estómago lleno de recalentado y carne asada. Siempre me empezaba a dar muchísimo calor, luego, mientras vomitaba, la temperatura de mi cuerpo comenzaba a bajar rapidísimo, sudaba en frío, y volvía a la cama.

Tuvo que venir mi mamá por mi a casa de abuela, fuimos a una consulta médica (donde también vomité) y después de inyectarme me recetaron algunas medicinas. El doctor dijo que igual y era rotavirus, "ese que tanto anda aquí". Estuve tirado todo, casi todo el rato dormido, y no comí más que una sopa de pollo con galletas saladas.

Estoy muy enojado, no puede ser que se den este tipo de condiciones de salubridad en una pinche ciudad desarrollada. También me enojaba mucho que mi cuerpo quisiera seguir vomitando aún cuando no tenía nada en el estómago. Es impresionante lo adolorido que quedas del cuerpo, después de que el reflejo del vomito arquea todo tu cuerpo para aventarlo por la boca, contrayendo un montón de músculos.

Ya quiero que se acabe este año, ha sido de los más extremos de mi vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)