domingo, 27 de diciembre de 2015

Post recalentado

Hoy me la he pasado comiendo y no puedo más. Creo que ya ni siquiera estoy masticando bien la comida.

Al fina del día todavía tuve el descaro de aceptarle una carne asada con bubas al Bugi. Se nos unieron el Timmy y el Saúl, y más noche llegaron el Chicky y la Sara.

Después de ir a comprar las cosas, prender el asador, y estar ahí asando y comiendo, sentí que si mi vida hubiera seguido en Mexicali, ese sería un bonito ritual de domingo. Obviamente después de eso jugaríamos Smash, y a lo mejor poco a poco se iría agregando más gente, como parejas o hijos u otros amigos.

A veces tengo flashazos de una vida en Mexicali que elegí no vivir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)