domingo, 3 de agosto de 2014

7 meses y 3 días postrando a diario


Así se ven los 7 meses y 3 días que llevo poniendo algo a diario en el blog. El propósito original era escribir a diario, pero si me detengo a reflexionar, ha sido más bien "postear", ya que hay días en que solo pongo un video o una foto y unas cinco líneas de texto.

Está bien, no puedo estar escribiendo una columna de opinión a diario. Además, eso me ayuda a mantener a raya algo a lo que llamo el "síndrome bloguero". El síndrome bloguero es cuando estoy viendo una película, escuchando una canción, conviviendo con personas, o cualquier tipo de experiencia, y estoy pensando más en cómo la voy a escribir en el blog que en verdaderamente disfrutar el momento. A veces hasta te quedas callado y no aportas nada a las conversaciones porque dices "oh wow, esto mejor lo pongo en el blog". Es algo que me pasaba mucho en los primeros años del blog.

Postear a diario ha sido una buena experiencia. Creo que hay muchas cosas que nunca hubiera terminado por escribir aquí si no me viera presionado a poner algo. Por ejemplo, entre mi desempleadez a principios del año y que me encantan los videojuegos, por fin he intentado escribir sobre qué son los videojuegos para mí y por qué los juego. Cuando estaba en la prepa, tenía muchas ganas de dedicarme al periodismo de videojuegos, así que cuando escribo de videojuegos tengo ese sentimiento muy presente.

Otro tipo de cosas que he puesto, son opiniones más personales sobre mis ángulos de visión de cosas que pasan en la vida, sobre todo, en mi edad. Cosas como las búsquedas profesionales de cada quien, la religión cuando eres joven y vives solo, la búsqueda de pareja, etc. Estoy seguro que esos temas tampoco los hubiera visitado si no tuviera la presión de escribir a diario, pero una vez le dije al Bugi, que cuando pongo cosas de ese tipo, es porque ya las medité bastante y llegué a la conclusión de que no puedo ser el único ser humano que se siente así. Alguien más debe haber allá afuera que sienta parecido a mí.

Muchas veces este blog va por ahí. Una carta en una botella, tirada al mar de las Internetz a ver a quién le suena familiar, quién está en desacuerdo, quién cree que me estoy volviendo loco. Este año ya ocupo botella de soda de 3 litros para atorar todo lo que he estado escribiendo. Queda poco menos de la mitad del año y seguramente habrá temas interesantes, como mi cumpleaños, Navidad, videojuegos nuevos, y experiencias nuevas que ahorita ni me imagino. Si es importante, tendrá su espacio en este blog.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)