sábado, 28 de junio de 2014

"Los partidos no se merecen, se ganan"


Árbitros, errores de porteros, el clima, los postes. En el fútbol, como en la vida, le podemos echar la culpa a lo que sea. Chile falló más penales y punto. Ellos son los propietarios de sus hazañas, como ese juego increíblemente agresivo que practican, y sus desgracias.

Una de las reflexiones de Barak Fever de hoy me gustó mucho:
10.- La historia nos enseña que Brasil gana, excepto cuando se topa con los uruguayos, pero ese es otro cuento. La selección pentacampeona del mundo gana a veces jugando bien, gana con magia, con mística, jugando mal; y en otras veces como hoy, gana hasta con un poco de suerte desde los 12 pasos. Hoy, como en tantas ocasiones, Brasil nos enseñó que los partidos no se merecen, se ganan.
A veces hay jogo bonito y todo eso, y a veces hay potencia bruta sin frutos como la de Hulk o una capacidad increíble para manejar la presión como la de Neymar. Lo que siempre hay es la obligación de ganar, y si les seguimos criticando a este equipo brasileño que son una basura comparado con equipos anteriores, perdón pero, ¿no haces más méritos si eres una "basura" y sigues ganando?

Al final, la copa se sienta a un lado de las demás y ya, no en la vitrina de "ganados jugando chafa".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)