miércoles, 16 de abril de 2014

Morras mexicalenses: La huevona de lentes oscuros

En Mexicali, como en el resto del mundo, abundan los estereotipos. Mis favoritos son los de los habitantes que reflejan particularidades del lugar donde viven, por ejemplo, en Mexicali, encontramos mucho a la morra huevona de lentes oscuros.

La mexicalense huevona de lentes oscuros, que de ahora en adelante solo llamaré "la huevona", es una morra que llega a los lugares con mucha flojera, pero va porque tenía que ir, y ya que llega, se nota que se acaba de despertar. Y por lo mismo, para tapar que hasta maquillarse le dio flojera, lleva unos lentes oscuros enormes, así oculta también que cuando le hablas, ni siquiera te está prestando atención.

Generalmente en Mexicali hace un calor horrible, así que la huevona trae ropa ligera, a veces holgada, más pantalones de mezclilla. Hasta logra verse fresca, pero solo es parte del aura de flojerismo que emana. Cuando llega a hacer frío, trae los mismos pantalones, pero usa una sudaderota, la clásica de la GAP que trae GAP gigante en el pecho.

Mi hermana Luna ha usado el look de huevona

Tengo la teoría de que la huevona originalmente no era tan floja y desganada, pero Mexicali así la hizo. Le gusta quedarse en interiores y no moverse mucho por el calor, y aparte le gustan las cosas en corto, como todo en Mexicali, por eso sus "viajes" son a San Diego o Ensenada. El solazo horrible la llevó a descubrir los lentes oscuros, y desde entonces no puede separarse de ellos.

Algo que todavía no termino de descifrar de las morras huevonas es por qué chingados les gusta tanto el azúcar. Muchas veces las ves con raspados del Alaska o cafés súper dulces, tipo "Frapuccino oreo con crema batida". Por eso hay generalmente dos tipos de complexiones físicas con las huevonas: O muy flaquillas, o las que ya comienzan a tirarle a estar un poco rollizas.

Huevonas en el Pancake House

Frases de la huevona podrían ser "ay, a las [cualquier hora]? qué flojera...", o también "ay, el, ese, cómo se llama? ay lo que sea", porque al parecer, muchas veces también les da flojera llamarle a las cosas por su nombre.

La huevona mexicalense podría ser la antítesis de la taconuda jalisquilla. Mientras la huevona usa la mínima cantidad de energía cada que sale, la taconead es todo lo contrario, para ella el mundo es una pista de modelaje siempre en competencia. Ya luego escribiré de la taconuda, a lo mejor. No sé, que flojera.

5 comentarios:

  1. la mejor entrada en tu blog desde hace mucho xDD y si me di cuenta que aqui ABUNDAN cabron por que son endemicas de la region, casi no las vez en otros lados

    ResponderEliminar
  2. wow, mejor no pudiste haber descrito xD
    Yo uso lentes asi, pero la verdad es que si no veo todo brillante, el sol y las calles con arena o canchas con cemento claro, no son buenas combinaciones para los ojos sensibles.

    ResponderEliminar
  3. Por el titulo de la entrada espero que este sea el inicio de una serie, sino me pondré muy triste.

    ResponderEliminar
  4. jajajajajajaja true story Hector

    ResponderEliminar
  5. Si! Mi objetivo es escribir más entradas de este tipo, pero necesito meditar bien los personajes!

    ResponderEliminar

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)