jueves, 10 de abril de 2014

El salvadoreño en Linz, el tijuanense en Guadalajara

Los primeros días que anduve en Linz, nos encontramos a un salvadoreño. O más bien, él nos encontró.

Íbamos en el tranvía, hablando en español, cuando éste salvadoreño se nos acercó y nos dijo algo como "oh wow ¡hablan español! ¡Yo también! ¿De dónde son?". Resultó que él venía desde El Salvador, y había llegado a Linz por la que en esos tiempos era su novia. Las cosas no funcionaron, y él se quedó a terminar su carrera de diseñador. Yo pensé "que perro, llegaste a un país lleno de morras igual que tu ahora ex-novia, y encima, puedes terminar tu educación en un país de mejores condiciones de vida". Nunca se imaginó lo que iba a perder y lo que iba a ganar, lo que iba a cambiar.

Creo que ese es el enfoque que quiero darle a mi llegada a Guadalajara. Llego con algo seguro, que estoy muy cerca de cambiar. Espero que sea la decisión atinada. Igual y no es la mejor decisión, pero estoy seguro que los veintes son la edad que más usan en esas listas de "10 errores que debes cometer a los X años". De momento, me voy buscando jersey del Tottenham.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)