lunes, 21 de abril de 2014

Bravely Default, los JRPG, los parámetros, la vida

Desde morrillo estuve expuesto a los JRPG (Japanese Role Playing Game). Sistema de turnos, clases, ataques súper efectivos, no muy efectivos, party, ítems, dungeons, etc. Al principio, cuando no sabía tanto inglés, me aburría rápido porque no avanzaba y me mataban mucho. Me acuerdo de Final Fantasy Mystic Quest, que supuestamente estaba hecho para gente no familiarizada con el género, pero de todas formas no le entendí casi nada. Luego vino Pokémon Red, con los monstruos y todo, me enganchó mucho más tiempo aunque al principio no fuera tan bueno.

Hoy la cosa es muy diferente. JRPG es probablemente el género de videojuegos que más he jugado. Final Fantasy Tactics Advance afectó mi vida de una manera muy rara, me dio a entender que en la vida puedes aprender un poco de todo, puedes hacerte muy bueno en algo, y tener compañeros que cubran tus debilidades en lo que las refuerzas. También, a partir de ahí, las clases estilo ladrón se convirtieron en mis favoritas. Hay algo en la velocidad y en el escabullirse que me gusta mucho.

Este es el tipo de cosas por las que me gustan los JRPG: Sus mecánicas me ayudan a entenderme a mi mismo, o al menos, me hacen meditar en "¿por qué estoy eligiendo jugar así?". ¿Por qué me gustan las clases tipo ladrón? ¿Por qué elige a estos para formar mi party? ¿Esto que me estoy equipando, lo pongo por practicidad o estética?

Hoy estaba jugando Bravely Default y me puse a pensar en todo esto. Los JRPG son juegos cuya fórmula ya me es muy natural, cuestión de buscarle los parámetros a todo y aprender a irlos modificando para avanzar en la historia (ni siquiera me voy a meter en la calidad de la historia, arte, personajes, y un montón de cosas más que hay en los JRPG). Bravely Default es un juego que me pone muy feliz, creo que por ser un juego hecho un poco a la segura: No arriesga muchísimo y la presentación es de muy alta calidad. Anoche llegué a un jefe que no podía derrotar, así que decidí irme a grindear.



Wo wo wo, acabo de usar la g word. Grindear es uno de esos conceptos que alejan a muchas personas de los JRPG. "¿Cómo que tengo que ir a matar 500 monstruillos para que el monstruo grande no me mate?", creen que es una perdida de tiempo porque en realidad no pone a prueba tu habilidad con el juego, simplemente te exige le inviertas tiempo, y a cambio, modificará unos números para que te vaya mejor. En ese sentido, otros más listillos podrían decir "Hey, eso es como el Candy Crush, que no te deja avanzar hasta después de tanto tiempo".

Tampoco es para tanto, a la hora de avanzar, Candy Crush más que exigirte invertirle tiempo te orilla a invertirle dinero. Para mi grindear bien es algo que relaciono más con estudiar para un examen: Te familiarizas más con el contenido, ideas estrategias nuevas, y al final, estás listo para la prueba. En el proceso de grindear, igual y te das cuenta de que podrías cambiar de clase, o de arma, o de secuencia de movimientos. Los parámetros te quedan más claros y se origina una mejor idea para superar el reto. Encima, Bravely Default ofrece algunas opciones extra para atacar un problema: Algunos usarán el Bravely Second para detener el tiempo, otros tal vez quieran comprar ítems súper capillas, y algunos otros grindearemos. Pero al final, todos podemos ganarle al jefe, cada quien a su manera. ¡Qué bonito!



No hay que ser ingeniero para que te gusten los JRPG. Si, está padre adentrarte al sistema hasta que entiendes bien sus parámetros y luego jugar con ellos, y también está padre analizar tus acciones y ver si puedes aprender algo nuevo sobre tí mismo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)