lunes, 10 de marzo de 2014

Primer propósito roto

Al empezar el año hice 3 propósitos. Ya rompí uno: El de no bajar piratería.

Lo único que podría decir en mi defensa es que me vi orillado por mi desempleadez. Compré mi computadora nueva, y mi mamá quiso comprar mi antigua lap, que todavía aguanta bastante bien y tiene Windows 8.1 original. El problema vino cuando preguntó si tenía Office, porque yo tengo mucho tiempo usando Google Drive para ese tipo de cosas, o el Office de la computadora del trabajo, en casos extremos. Le dije que no pero se lo conseguía, y probablemente lo hubiera comprado si siguiera en Intel, con el dinero más el descuento que nos dan. Pero no, recurrí a simple y suciamente bajarlo. Hasta eso que bajé una versión vieja, para verme menos gacho.

Esa vez fue un poco forzada, pero la de hoy fue el "colmo". Quería ver la nueva temporada de Cosmos, conducida por Neil deGrasse Tyson, y no tenía ninguna manera legal de hacerlo. Me valió y mejor lo bajé, y lo disfruté un chorro.

Si algo me quedó de lección, es que al menos he aprendido a ser muy selectivo con mi piratería. Lo puedo hacer cuando me veo acorralado, cuando no hay otra opción para consumir el contenido, o simplemente, para explorar. Un ejemplo de el último caso sería Panty & Stocking, el año pasado bajé todos los capítulos para verlos pero pienso comprar el soundtrack y el blu-ray si o si.

Puedo decir lo de siempre: Gana el contenido que sea más fácil de alcanzar. Si pasaron Cosmos en la TV abierta de aquí (¡ajajajaja!) otra cosa hubiera sido. Creo que mientras sepa retribuir, a la larga, a los creadores, mi consciencia estará tranquila.

Pero insisto, te pierdes de cosas muy bonitas si niegas la habilidad de tomar lo que ya está ahí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)