viernes, 17 de enero de 2014

Stream-of-consciousness writing

Day 12: Give stream-of-consciousness writing a try. This is where you basically just write out whatever comes into your head at the moment it comes into your head. It can feel bizarre, and it’s certainly not structured, but it can lead to some valuable insights into what’s going on in your mind.

Ugh, no me gusta este tema. No me gusta esta manera de escribir, me recuerda a los videos de Internet que se interrumpen cada 6 segundos. Boom sorpresa, boom distracción, boom desconcentración. Maldita gente que no se puede concentrar en la misma cosa más de 6 segundos seguidos.

Así me siento escribiendo mi flujo de consciencia. Hubiera querido escribir de una preocupación/paranoia que traigo en la mente, pero como el tema de mañana es precisamente eso, lo dejo para mañana.

Llevo dos minutos escribiendo así y hasta ahorita nada interesante. Me está dando sed, será el plato de avena que me acabo de comer. Lo bueno es que ya casi llega el fin de semana e iremos a comprar agua, porque ya se está acabando. Es esencial para mi avena y café del desayuno.

De veras espero no volverme loco los próximos días, encerrado, pero preocupado por conseguir un trabajo. Es bien raro, porque si juego videojuegos o veo anime o hago cualquier cosa que no sea estudiar/llenar más aplicaciones, siento que estoy desperdiciando el tiempo. C'mon, tengo tiempo libre, quiero disfrutarlo. Si es cierto que hay cosas que necesito repasar y estudiar, pero tengo todo el día, Neta, el día completito. Entonces empieza una pelea en mi mente entre si debería distraerme o ponerme a estudiar.

Es bien gacho, ni cuando trabajaba tenía tanta presión por hacer algo productivo con mi tiempo. Menos cuando estaba en la escuela. Ayer no jugué videojuegos, y creo que es el primer día en meses que eso pasa. Extraño esa paz mental de tener un trabajo, te deja concentrarte bien en el presente, pues te da la ilusión de que así aseguras el futuro. Quisiera poder sentirme así otra vez, pero tal vez está bien que haya dejado esa burbuja un rato. Vivir tan desprevenido no puede ser muy sano.

En el fondo siento que voy a volver a sentirme así, incluso mejor, sea lo que sea mejor. Pero tengo muchas ansias de que ese momento llegue. Ayer estaba pensando en cómo dejamos que el trabajo que hacemos defina lo que somos. No, es que no compro tales productos, porque trabajo en la empresa rival. Soy ingeniero/licenciado/técnico/maestro/doctor en tal cosa, hay un checklist de cosas que debo ser y otro de cosas que no debo ser. Entro en un cliché y la gente a mi alrededor me tiene etiquetado así. Pues imagínense cómo me siento sin trabajo.

Una vez leí una frase, "entitlement kills". Cuánta razón. No deberíamos dejar que títulos profesionales nos definan. Limita nuestras aspiraciones y nos alienta a apretarnos en un molde. No es que seamos de una forma, es que podemos tomar varias, las que se nos antoje.

Flujo de consciencia terminado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)