domingo, 5 de enero de 2014

Dificultades

Por increíble que parezca, me he estan costando muchísimo más los primeros días de escribir a diario que los primeros días del vegetarianismo.

Ambos son retos interesantes, pero creo que hay un diferencia fundamental entre ellos: El vegetarianismo era un hábito más bien pasivo, mientras que escribir a diario es algo que tienes que buscar activamente. Puedes sentarte todo el día, y simplemente decir no cuando te ofrezcan comer carne, o elegir otra opción el menú, etc. Pero no puedes sentarte todo el día y esperar que las cosas se escriban solas. Necesitas tiempo, necesitas concentración, un tema, inspiración, práctica, y más cosas.

Lo bueno, es que encontré este artículo en The Art of Manliness. Pienso seguirlo durante los 31 días, para agarrar algo de práctica y viada. Quiero escribir mucho sobre las cosas que mis videojuegos me hacen sentir, las cosas que me hacen sentir bien conmigo mismo, las maravillosas cosas de mis primeros años viviendo como adulto independiente, etc.

Otra cosa que ha sido difícil, fue la noticia medio fea que me dieron el jueves: Mi contrato se acaba el 15 y no va haber contrato de ingeniero. En el mejor de los casos, extenderán mi internship. Sigo digiriéndolo, todos los días llego a una conclusión diferente sobre qué voy a hacer. He escuchado todo tipo de opiniones, y me ha dado gusto que todos me las dicen buscando lo que ellos creen es lo que más me conviene. La neta, la neta, ahorita ya hasta empiezo a sentir bonito que el año inicie tan movido. La vida no me deja aburguesarme y sentirme cómodo, me quiere moviéndome y ágil. Well, moviéndome y ágil is what she'll get.

Creo que a lo que más miedo le tengo, es a tener que enfrentarme a las entrevistas de trabajo. Let's face it, últimamente lo que está en mi cabeza es Python, Android, y cosas muy particulares al proyecto en el que estoy trabajando. Si en la entrevista me piden cosas de C, ensamblador, redes, cosas así, voy a tropezar bien duro. Si decido aplicar a otro trabajo, voy a tener que ponerme a estudiar, y una vez, sentiré mi worthiness a prueba. Lo que me da esperanza es que he sentido, legítimamente, que el trabajo que he hecho hasta ahorita ha sido bueno, y los comentarios de dolor y lástima ante mi posible partida de mis compañeros, refuerzan mi autoestima. Si he de salir a probarme otra vez, creo que estoy listo.

Porque la última opción, es quedarme parado de aquí a que entre a la maestría. Es inaceptable en mi mundo. También por ahí en penúltimo lugar está volver a Mexicali, porque aunque es cierto que lo que más me gusta de Guadalajara es mi actual trabajo, siento que Mexicali me puede distraer de a dónde quiero llegar.

Son muchos sentimientos. Como digo, todos los días llego a una conclusión diferente. Voy a seguir dejando que pase el tiempo, que me digan en el trabajo que es lo mejor que ellos pueden hacer, y en base a eso, yo también haré lo mejor que pueda. En Intel o en donde sea.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja algo lindo, especial, original y coherente =)