martes, 19 de marzo de 2013

Fuimos al zoológico



Me prende ir al zoológico. Creo que en general, me emociona ver de cerca a un montón de animales diferentes. Algo dentro de mí resuena cuando me enfrento a una variedad de especies, es como Pokémon. De hecho, es como Pokémon Snap. Si tiene que ver con el reino animal, es casi seguro que me interesa.





El zoológico de Guadalajara no está mal. Una vez mi papá me dijo que, como el primer zoológico que conocí fue el San Diego Zoo, el resto de los zoológicos en el mundo me iban a parecer poca cosa. Era como si ya me hubiera spoileado todos los zoos. Y tal vez es cierto, ya ningún zoológico me parece tan grande y vasto como el de San Diego, y nunca me podré acercar tanto a los animales como cuando me llevaban al zoológico del Caliente, en Tijuana. Pero bueno, los animales son animales en todos lados, y siempre se siente padre ver por fin algo que no sea un perro o un gato.














Compramos el paquete que te deja entrar a los extras que tiene el zoológico: Acuario, safari, y tren. Es entretenido y te avientas una buena caminada, perfecta como para irte a comer media pizza saliendo, por ejemplo...



El zoológico está en la parte norte de Guadalajara, y está pegadito a la barranca de Huentitán, de donde extraían un montón de piedra cantera para construir catedrales y edificios de gobierno y esas cosas importantes que están en los centros de las ciudades. Fue una bonita manera de pasar el día, sobre todo diferente. Algunos de nosotros hasta aprendieron varias cosas nuevas, pregúntenle a Héctor.

martes, 12 de marzo de 2013

Hoy en mi cocina


Arroz en curry sriracheado y puré de habas y papas perfumado con albahaca.
Recomendación: Agregar pimienta negra al puré para añadirle punch.
Alguien cásese conmigo.