miércoles, 25 de julio de 2012

Won't you save me San Francisco?

Fuimos a la, en palabras de mi papá, ciudad más bonita de la costa oeste.

Lo mejor:
-Escapar del calor de Mexicali.
-Visitar una ciudad gringuísima. A veces me imagino hacer turismo en Estados Unidos un poco difícil:        Todas las ciudades son iguales, las mismas Wal-Marts, GAPs, etc. Pero cuando llegas a las ciudades grandes, si les encuentras personalidad y buenos rasgos culturales.
-Hablando de rasgos culturales, nunca dejaré de maravillarme con la multi-etnicidad que te encuentras en California.
-Lo cual deriva en que San Francisco tenga un menú super variado y barato. Te encuentras fácil chowder de almeja, bubble-tea, udon y miso...
-San Francisco se siente como un San Diego menos surfista y más serio.
-Para donde voltees, Yosemite te ofrece un encuadre interesante para una foto. Por todos lados.
-Comprar directamente de granjeros con puestecillos en la carretera.
-Yo quiero trabajar en Cupertino, 1 Infinite Loop.

Lo peor:
-No hizo tanto frío como yo hubiera querido. Cerca del mar si estaba fresco, pero te alejabas y el sol pegaba fuerte.
-No pudimos ir a Alcatraz :(
-El famoso Napa Valley cierra todo muy, muy temprano. Además de que si no te atrae el vino es bastante "meh".

Lo más horrible y que me hará reconsiderar seriamente volver a viajar con mi mamá y Juanjo:
-¿Realmente es necesario parar en cada mall de outlets a entrar a las mismas tiendas? De por si odio el shopping de "ver y chance encuentro algo, aunque no necesito nada".

Mis fotos favoritas:

























Y el resto

viernes, 13 de julio de 2012

¡Videojuegos!

Es la respuesta que me gustaría poder gritarle a la gente cada que me pregunta "¿y qué has hecho?". Por alguna razón, no contesto nada, aunque yo estoy consciente de que lo único a lo que me he dedicado es a estar aplastado (frente a la computadora principalmente) pasando y pasando juegos. Si, tiene algunos efectos colaterales, como pérdida del sueño, de la noción del tiempo, del apetito (aunque aún así subo de peso), y claro, gastar dinero. Pero lo ha valido, sobre todo porque he sabido ir haciendo mis compras (coff, Steam, coff).

Estos son los que han caído en lo que va del verano:







Y estos los sigo jugando y espero terminarlos... Eventualmente:








Y un par más que ni he jugado, más unos dos o tres que quisiera comprar este verano. ¡Videojuegos! Hacía mucho que no me sentía tan enamorado de ellos. Sobre todo Psychonauts, creo que es el juego que le mostraría a otras personas para darles a entender lo que los videojuegos significan para mí. Al menos estaría en una muestra de 3.

Hasta eso que la insana racha se verá cortada por el viaje a San Francisco este domingo. Ni hablar, tendré que comprarlos y jugarlos hasta la vuelta. También, si Skyworks se pusiera las pilas y me llamara de una vez, ya tendría más cosas que contestar a la dichosa pregunta del comienzo.