jueves, 27 de mayo de 2010

Ésta debió haber sido una entrada bien feliz

Yo quería hablarles de los cabroncísimos posters que sacó ESPN para el mundial. Mis favoritos son el de España, el de Italia y el de México.

También pude haberles presumido el regalo de día del estudiante que me dio mi mami. Yay, ya no más café instantáneo descafeinado!

Pero no, en vez de eso, voy a quejarme y a maldecir mi pinche examen de Física III que hice hoy. Resulta que use grados en vez de radianes en unos cosenos. Y los lectores ingenieros dirán “pues no hay pedo mientras hayas puesto los grados que van, ¿no?”. Y si es cierto, no hay tos, porque en vez de pi/2 puse 90 directamente. El problema es que nunca cambié la calculadora de “rad” a “deg”. Sumémosle que otro problema que era vil ÁLGEBRA también parece que lo tengo mal, y que otro problema fumadísimo, y que desafía todo lo que el profe nos enseñó, también lo tendré mal.

Ah, pero no importa. Al final, final del semestre, sincho tendré un 93 o un 94. Y los lectores asiduos del blog dirán “pues no hay pedo porque con eso conservas tu beca, ¿no?”. Y si es cierto, no hay tos, con eso conservo mi beca. Pero curiosamente, hoy lo discutía con mi tía Merari, tengo como un año sin preocuparme por mi beca, y ocupándome de salir de los 93’s y 94’s. Porque estoy seguro de que hago las cosas bien, de que puedo sacar más que eso, y estoy inconformísimo con esos números…

Entonces, ahorita más bien me siento como Frank Grimes en los Simpson, o como cuando Kurt cantó “Rose’s Turn” hace poco en Glee. Sobre todo por la gente que veo que si saca los 100’s, bien cool, todo bien, life is good. Muy probablemente no pueda llegar así a los 100’s (estoy seguro de que será bajo mucho más estrés), pero llegaré. De momento, he empezado a tomar algunas medidas muy pequeñitas (ya sé, es fin de semestre, pero vale la pena ir empezando desde ahorita). Por ejemplo, dormir 7 horas exactamente, arreglar la noche anterior todo lo de la mañana siguiente, hacer más cosas por mí mismo , y así. Seguro irán saliendo más cosas. Cuando le comenté a mi mamá ésta frustración, me dijo que “algo me faltará hacer y otro algo dejar de hacer”. Pues sea lo que sea, I’m fucking doing/undoing it…

lunes, 24 de mayo de 2010

Viva la vida y todo eso

Éstas últimas dos semanas he visto como el Dieguito aprende a qué botón picarle para que vuelva a empezar un video en YouTube. Se la paso bailando la canción de Los Imaginadores o “Loca” de Alex Syntek.

Hoy fuimos al cierre de la Brigada 52 Jr., en la que estuvieron 3 muchachos de Medalla. De manera muy tonta e inconsciente tenía deseos de que salieran y de abrazarlos, de que platicáramos todos los detalles y sentimientos de este fin de semana que nunca olvidarán. No me acordaba que en este asunto, mi papel no es más que el de un instrumento; ellos salieron con ganas de ver a sus familias y regresar a casa a organizar la mente. Pero hey, por lo menos estoy seguro de que tendré asiento de primera fila para poder ver todos los frutos que estos muchachos darán, además de que nadie me impidió cantar el “Sueño Imposible” con todas mis fuerzas…

El sábado, a las 3:43 de la madrugada, me despertó mi abuela. Llevaba apenas dos horas dormido, pero sentí como que habían pasado apenas 2 minutos. Pasó que mi abuelo ha de haber pensado “eh, pues me paro un rato a ver qué pex”, y terminó tendido a un lado de la cama. Fui a levantarlo y a ponerlo otra vez en la cama; como que ya le agarré la maña y hasta lo siento ligerito. Después, al medio día, como que volvió a intentarlo y otra vez terminó en el suelo. Lo volví a levantar pero no le dije nada a mi abuela, ya lo regaña demasiado. Mis oraciones por mi abuelo son una mezcla rara entre esperanza de que mejore y al mismo tiempo que su lucha termine de la manera más rápida e indolora posible. A ver si el próximo fin de semana hay tiempo y clima y lo llevamos por ahí a pasear.

Este fin de semana fue tan bonito. Fui al que probablemente es mi concierto favorito del Chicky hasta la fecha, adelantamos tareas y estudiamos para exámenes, fue la Brigada de los muchachos, vi a mis amigos, el grupo vivió una tarde completísima, Ary me tuvo suficiente confianza como para pedirme que pasara por ella, casi terminé de vender los boletos del cetys (¡ftw!). Y ahí vienen tres semanas de delicioso cierre de semestre.

Me encanta ver la vida así, partida en momentos, etapas, sin que precisamente todos vivamos lo mismo a la misma edad y de la misma manera.  Cada momento con sus pros y contras, y siempre siendo consecuencia y antecedente de otros momentos. Así la vida se me hace larga, plena y duradera. Hay gente que ve la vida como un instante. Quizás falta que me amenacen de muerte o que me diagnostiquen una enfermedad terminal, para que entonces si  vea la vida con la misma urgencia que ellos. Pero neta, no es que no la valore suficiente, ha de ser nomás otra forma de rara de verla…

PD: Soy de los primeros (?) afortunados:

"EL POSMODERNISMO VA A SHEGAAAARRRRRRRRRR"

Ojo a la variedad de los discos que aparecen ahí.  Eso es posmodernismo.

sábado, 22 de mayo de 2010

Igual…

                     la_reina_del_sur  carta esférica

Igual y es una cabronsísima Teresa Mendoza, igual y es una manipuladora Tánger Soto.

El punto es, que igual las dos (o tres) me encantan…

jueves, 13 de mayo de 2010

domingo, 9 de mayo de 2010

Sábado FTW

Ayer tuve un día redondo.

En la mañana, fui a hacer unas encuestas con el Memo para la campaña del PAN.  Ando en eso pero solo por el dinero… Del cual por cierto solo he visto 20 pesos y dos sodas, no estoy muy seguro de si vale la pena…

Después, a las 3:30, la boda de Karina, la hija de Juanjo. Tengo que admitir que he ido a pocas bodas, pero entre esas poquitas están la de mi mamá y la de mi papá. Y aun así, creo que la misa de ayer es la misa de boda que más me ha emocionado, la que más me ha puesto a pensar “ah wow, en mi boda yo definitivamente voy a querer esto, y no voy a querer aquello”, etc. Por ejemplo, se ve medio chafita que el padre le tenga que estar “soplando”  los formularios a los novios. Por lo menos yo los diré de memoria en mi boda.

Fui a cambiarme rápido a la casa de mi amá para irme al partido de futbol del grupo. Me puse mi camiseta de entrenamiento de La Máquina, y cuando iba saliendo, una tía chilanga me preguntó “Oye mijo, ¿cuántas de esas camisetas tienes?”. Yo pensé “bueno, tengo esta y la de portero, pero la de portero no es original y mi tía trabaja ahí en el Club, así que mejor no me quemo”, y le dije que solo tenía esa. Me contestó: “Ah bueno, te iba a decir que me dieras una para que te la firmaran allá, pero pues ya te tienes que ir a jugar”.  Y yo hice un buen FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF.

Llegué a la Cd. Deportiva y ya había gente. Cotorreamos un ratillo, establecimos los términos del partido los coordinadores (debo decir, que lo poquito que pude platicar con el coordinador contrario, me cayó bastante bien). El partido tuvo de todo, goles, polémicas, penales, de todo. La neta la neta creo que la combinación de talentos (Jairo y el Isra juegan notablemente bien) más la química de algunos que ya tenemos años de conocernos, dan un resultado muy bueno. A mí que me tocó ver medio tiempo desde la portería, hasta le encontré variables tácticas a nuestro cuadro!

Total, ganamos 4-3 con goles de Chicky, Jairo, Memo (WAT) e Isra. Y lo mejor es que ya tenemos más invitaciones, del Seminario y de otro grupo. Con los de ayer apostamos que si perdíamos, nosotros organizábamos un buen día de grupo en nuestra parroquia, para los dos grupos. Si ganábamos, ellos organizaban una visita social y nos invitaban. Así que ahora esperamos su llamada para la visita :)

Después de eso, me regresé a la casa de mi abuela a bañarme por tercera vez en el día. Ya estaba aquí mi tía Lorena y el Raffi, mi familia de San Diego. Me bañé, me cambié, y agarré camino al bosque de la ciudad. Originalmente había invitado a la Sara a que me acompañara, porque sentía que me iba a aburrir un chorro. Pero hasta eso que la noche no se me hizo tan sarra. Entre que llegué tarde y me fui temprano, que el lugar estaba bien bonito, que me chulearon mucho los chinos y el saco y que saludé y conocí a mucha gente, pues ahí me la llevé tranqui. Nos tomamos una foto bien chila mi mamá, mis hermanas y yo, pero no me la han pasado. En cuanto la tenga la mostraré.

Llegué a mi casa como a las 12:30, y me metí al Messenger. Tuve una buena plática con el Bugi. Hablamos de lo que todo amigo con 10 shots de tequila encima habla con su amigo recién llegado de una boda: Mujeres. El Bugi hasta me prometió un Perry El Ornitorrinco por mi amistad y la buena chateada. Cuero mil borrachín (L)(L)(L).

Ahora viene el cierre de todo. Mes, semestre, ciclo del grupo, la graduación de la prepa de Ivy, final de temporada de Glee. TODO. Va a estar bien emocionante.

jueves, 6 de mayo de 2010

Total eclipse of the mind

La semana pasada y parte de esta me la pase de malas. No de malas sangrón, con mal humor y enojado, no. De hecho, si me hubieran visto el sábado y domingo ni lo hubieran sospechado…

Pero si andaba con un mood bien super insatisfecho con todo. Absolutamente todo. Escuela, perreado. Mass Effect, perreado. Ir a comer con mi familia, perreado. La Sonia me decía algo, perreado. Nada me terminaba de gustar ni me llamaba la atención, y a todo le encontraba peros. El colmo de colmos era la música en mi celular. Tengo unas 420 canciones en el, y NINGUNA me gustaba. Si a caso escuchaba “Borderline / Open your heart”, y todo lo demás le daba next. Eso sumado a mi habilidad para atinar rápido canciones, pues me la pasaba más dándole next que escuchando canciones.

Posiblemente fue consecuencia de lo mucho que estuve batallando y dándome de topes con el método de nodos para Circuitos Eléctricos. No está difícil, pero no me salía, así que me traumaba al doble por ser algo fácil que no me daba. Y eso me hizo entrar en ese estado de ánimo. Pero yo no quería salirme de ese humor. Al contrario, como que quería quedarme tras las barreras que le ponía a la gente que preguntaba “'¿qué tienes?” hasta saber exactamente que era lo que me hacía falta.

Ahorita ya estoy con menos aislamiento y escuchando más música (especialmente Shakira de los tiempos de “Pies descalzos” y “¿Dónde están los ladrones?”), y con menos sensación de que algo me falta. A lo mejor es el cambio de casa. Ganas de darle uso al tiempo libre del que ahora gozo. El libro que tengo ahorita, “El mundo de Sofía” está bastante atrapante, y ahí vienen exámenes así que posiblemente me distraiga ya con eso.

Oh, y en el capítulo más nuevo de Glee descubrí una canción que se llama “Total eclipse of the heart”. Es una canción tristona, y Yuridia tiene un cover en español, pero me enamoré de este pedazo:

 

We'll be holding on forever
And we'll only be making it right
Cause we'll never be wrong together
We can take it to the end of the line
Your love is like a shadow on me all of the time
I don't know what to do and I'm always in the dark
We're living in a powder keg and giving off sparks
I really need you tonight
Forever's gonna start tonight

For the win.